Opinión

BitCoin

BitCoin

El tema de la cryptomoneda BitCoin en la República Dominicana ha tomado auge recientemente debido a la proliferación de intercambios y esquemas, a primera vista fraudulentos, que están siendo promocionados en nuestro país, particularmente dirigido a jóvenes.

El asunto ha tomado suficiente notoriedad como para impulsar comunicados aclaratorios tanto del Banco Central como de la Superintendencia de Valores. En ese tenor, cabe preguntarnos ¿Qué es y qué no es BitCoin?
Empezando por lo que BitCoin no es, de entrada esta no es una moneda libremente convertible en la República Dominicana. En términos prácticos esto significa que la persona que tiene BitCoins no podrá cambiarla en los mercados formales de divisas del país, incluyendo bancos o casas de cambio. BitCoin tampoco es un título-valor objeto de oferta pública, lo que implica que tanto los intercambios en línea, como la compra y venta del mismo no operan bajo la Ley de Mercados de Valores ni su regulación supletoria, por lo que no goza de las garantías asociados a esos valores.
BitCoin, contrario a lo que su nombre pudiera sugerir, tampoco es reconocida en la mayoría de las jurisdicciones como una moneda. Los principales reguladores monetarios del mundo al momento de referirse a BitCoin lo han hecho en una forma semejable a un “commodity” o bien, similar al oro, que gana y pierde valor conforme la gente lo compra y vende en los intercambios en línea.
BitCoin surge como un objeto de valor en línea en el 2009 a través de un software open source creado por una persona o personas anónimas conocida(s) como “Satoshi Nakamoto”. La cantidad de BitCoins disponible es limitada, lo que influye en su valor, y es “minado” empleando supercomputadoras que ejecutan ciertas operaciones matemáticas.
A lo largo de su breve historia BitCoin ha estado plagado por la controversia. Debido a la naturaleza de su intercambio (completamente anónimo) esta se usa con frecuencia para la compra de bienes y servicios ilegales en línea, y para el lavado de activos proveniente de fuentes ilícitas. Adicionalmente, por su alta informalidad, muchos intercambios sucumbieron a estafas contra sus usuarios con millones de BitCoins perdidos para sus titulares.
Las cryptomonedas últimamente han estado alcanzando altos históricos de precio, lo que les ha vuelto a hacer atractivas para los estafadores. Si bien no es ilegal especular con el precio de las cryptomonedas como BitCoin esperando sacar dinero del alza, es importante tener muy en cuenta que no solo estas son altamente susceptibles a estafas, sino que sus precios altamente volátiles por la falta de los controles que usualmente existen en mercados regulados, y puedan fluctuar en pérdidas y ganancias de doble dígitos con mucha facilidad, no haciéndole muy distintas a un casino.
Debido a lo anterior, un intercambio que garantice un retorno “seguro” por la compra de BitCoins, como muchos de los que han aparecido en República Dominicana, es probablemente un esquema ponzi o piramidal, o sea, directamente una estafa. Por lo que es importante informarse respecto de estos temas para evitar caer en los esquemas de “dinero fácil” que tanto abundan en nuestro país. El dinero fácil no existe, ni siquiera en el mundo de las cryptomonedas.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos