Articulistas

Bolsonaro: a lo Jalisco

Bolsonaro: a lo Jalisco

Luis Pérez Casanova

El asalto que el entonces presidente Donald Trump instigó al Capitolio no impidió, como pretendía, que se consumara su derrota en las elecciones de Estados Unidos. Sin importar lo resquebrajado que quedó, el régimen institucional se impuso sobre la tentativa, por primera vez en su historia, de un golpe de Estado en la nación que ha liderado el sistema democrático en el planeta. Trump todavía enfrenta las consecuencias de su acción, a causa de la cual su futuro político es incierto.

No se sabe si se le dará, pero la réplica en la región de Trump, el presidente brasileño Jair Bolsonaro, que predica su mismo discurso de odio a las minorías, a sus rivales políticos y la supremacía de los suyos, va por el mismo camino de desconocer las votaciones del 2 de octubre si los resultados no le son favorables. Desde hace tiempo se ha encargado de minar la credibilidad del sistema electoral, que su misma elección legitima, para justificar lo que a todas luces se perfila como una insurrección contra el orden.

Todas las encuestas colocan al expresidente Lula da Silva como favorito para ganar las elecciones. Antiguos rivales políticos suyo han acordado respaldar su candidatura, no porque sea santo de su devoción, sino para impedir que un gobernante que subestima las instituciones, se burla de la población, no confiere importancia al cambio climático y minimizó la pandemia sanitaria, siga en el poder. Se trata, en definitiva, de un frente contra Bolsonaro.

Entre los muchos signos que evidencian la intención de Bolsonaro de desconocer los comicios están no solo su permanente cuestionamiento al sistema electoral, específicamente al voto electrónico, sino la incorporación de los militares en el proceso. Además del apoyo logístico que tradicionalmente ha ofrecido las Fuerzas Armadas, llamó la atención una comunicación a través de la cual el titular de los cuerpos castrenses reclama al Tribunal Superior Electoral acceso a los códigos secretos de las urnas electrónicas. ¿Por qué la sorpresa? Porque se trata de una información que está a disposición de todos los actores del proceso.

En su afán de sembrar dudas sobre la transparencia de las elecciones Bolsonaro insistió en que los votantes sean provistos de un comprobante escrito del sufragio, a pesar del rechazo del Parlamento.

El discurso golpista y el curso del proceso motivaron un comunicado suscrito por banqueros, empresarios, intelectuales y más de 600 mil personas en defensa del sistema democrático. Es obvio, pues, que el gobernante propicia las condiciones para actuar al estilo Jalisco, quien cuando pierde, arrebata. Aunque no se salga con las suyas los pasos dados confirman que , sin importarle las consecuencias, está decidido a no dejar el poder.

Luis Pérez Casanova

Luis Pérez Casanova