Mundo Noticias importante

Canciller chino a Blinken: “Las relaciones entre China y EEUU están en su nivel más bajo”

Canciller chino a Blinken: “Las relaciones entre China y EEUU están en su nivel más bajo”

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, a la izquierda, se reúne con el Ministro de Relaciones Exteriores de China, Qin Gang, a la derecha, en la Casa de Huéspedes Estatal Diaoyutai en Beijing, China. (Leah Millis/Pool Photo via AP)

Pekín/Washington.- El canciller chino, Qin Gang, declaró hoy durante una reunión en Pekín con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, que las relaciones entre las dos potencias “se encuentran en su punto más bajo desde el establecimiento de relaciones diplomáticas”.

Qin señaló que el estado de los lazos bilaterales “no responde a los intereses fundamentales de los dos pueblos ni a las expectativas comunes de la comunidad internacional”, recogió la cadena estatal CCTV.

El canciller chino formuló “claras exigencias sobre los intereses esenciales y las principales preocupaciones de China, incluida la cuestión de Taiwán” a Blinken, que comenzó hoy una visita de dos días al país asiático.

Asimismo, Qin declaró que “la política de China hacia EE.UU. siempre ha mantenido la continuidad y la estabilidad, y se guía fundamentalmente por los principios de respeto mutuo, coexistencia pacífica y cooperación” y que el país asiático tiene el compromiso de construir una relación “estable, predecible y constructiva”.

Lee también: Comienza en Pekín reunión entre Blinken y canciller chino

El canciller expresó su esperanza de que Washington “mantenga una percepción objetiva y racional de China, se mueva en la misma dirección y que maneje las eventualidades inesperadas con calma, profesionalidad y racionalidad”.

“Ambas partes mantuvieron un diálogo largo, franco, profundo y constructivo sobre la relación general entre China y Estados Unidos y otros asuntos importantes relacionados”, informó CCTV en un comunicado publicado en sus redes sociales.

Las dos delegaciones acordaron “fomentar la expansión de los intercambios educativos”, “explorar activamente la posibilidad de aumentar los vuelos de pasajeros entre China y Estados Unidos” y “dar la bienvenida a más estudiantes, académicos y empresarios para que visiten a la otra parte”.

Por su parte, Blinken invitó a su homólogo a visitar Estados Unidos, país en el que Qin fue embajador antes de ser ascendido a canciller a finales de 2022, y enfatizó “la importancia de la diplomacia y de mantener canales de comunicación abiertos en todos los ámbitos para reducir el riesgo de errores de cálculo”, señaló el portavoz de la diplomacia estadounidense, Matthew Miller.

El titular estadounidense de Exteriores también planteó a su homólogo chino “una serie de temas de preocupación”, así como “oportunidades” en las que Washington y Pekín pueden cooperar.

“El secretario dejó claro que Estados Unidos siempre defenderá los intereses y valores del pueblo estadounidense y trabajará con sus socios y aliados para promover una visión de un mundo libre que defienda un orden internacional basado en reglas”, explicó Miller.

La reunión concluyó hoy pasadas las 20 hora local (12 GMT) tras prolongarse durante cinco horas y media, tras lo cual ambos funcionarios cenaron juntos.

El lunes, el funcionario estadounidense podría reunirse con el director de la comisión de Asuntos Exteriores del Partido Comunista Chino, Wang Yi, o incluso con el presidente, Xi Jinping.

Blinken llegó en la mañana local de este domingo a Pekín, convirtiéndose en el funcionario estadounidense de mayor rango que visita China desde que el presidente del país norteamericano, Joe Biden, comenzó su mandato en 2021, un período en el que las relaciones bilaterales se han seguido deteriorando debido a tensiones comerciales, geopolíticas y económicas.

De hecho, Qin y Blinken intercambiaron reproches este miércoles durante una conversación telefónica que supuso el primer contacto bilateral de alto nivel en meses y en la que Qin pidió a Estados Unidos cesar en su empeño de dañar los intereses soberanos en materia de seguridad y Blinken instó a Qin “mantener abiertas las líneas de comunicación” para evitar un conflicto.

Blinken llegó a Pekín cuatro meses después de lo previsto. El derribo de un supuesto globo espía chino sobre territorio de EE.UU. provocó en febrero pasado que se cancelara en el último momento la visita que tenía confirmada ese mismo mes.