Articulistas

Catalejo

Catalejo

Anulfo Mateo Pérez

Mafia en medicamentos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) viene alertando desde el pasado año, respecto a la adulteración de medicamentos y en consecuencia se realizaron operativos de seguridad en unos 90 países, entre ellos varios en América Latina, detectando serias irregularidades en la producción y distribución.

Según informaciones ofrecidas por la OMS, en la operación Pangea XIV, llevada a cabo en mayo de este año, más de la mitad de los productos médicos incautados eran kits de pruebas de COVID-19 falsos.

Esos kits no estaban autorizados y autoridades sanitarias lograron el cierre de un número sin precedentes de esos sitios donde se expendían; en una operación anterior, habían logrado la detención de 121 personas.

La incautación de medicamentos apócrifos, potencialmente peligrosos, y equipos médicos de muy baja calidad para producirlos, fueron valorados en unos US$14 millones, lo que refleja el gran negocio de esa práctica criminal.

Desde Asia, África y hasta América, al igual que en páginas en internet, ha florecido un lucrativo mercado negro de productos sanitarios, en especial medicamentos, por la emergencia mundial del Covid-19.

Nuestro país no es una excepción en la región, en cuanto a la mafia de falsos medicamentos; por ejemplo, en Costa Rica fueron decomisadas 11 mil unidades de productos ilegales por casi US$125 mil.

Según la OMS, el comercio de fármacos falsificados (contaminados, caducados o con ingredientes activos incorrectos o inexistentes) asciende a más de US$30 mil millones, en países de ingresos bajos o medianos.

 El profesor Paul Newton, experto en medicamentos falsos de la Universidad de Oxford, advierte que la circulación de fármacos adulterados crecerá, a menos que los gobiernos de todo el mundo hagan un frente unido.

Por: Anulfo Mateo Pérez/[email protected]

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos