Editorial

Color del cristal

Color del cristal

En menos de 24 horas se publican dos informes  relacionados con la corrupción en República Dominicana y una reiterada advertencia del presidente Luis Abinader de que no tolerará  actos de prevaricación y que su gobierno trabaja en  fortalecer mecanismos de transparencia en uso y gasto de fondos públicos.

El primer escrito procede del Departamento de Estado que refiere denuncias de inversionistas estadounidenses sobre solicitudes de sobornos, corrupción generalizada, aplicación deficiente de los derechos  de propiedad intelectual y lentos procesos  judiciales y administrativos.

En otro documento se destaca que en este año,  República Dominicana  ha sido  el país de América Latina con  mayor avance en el Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción (CCC),  al pasar del puesto 13 al 10, con una puntuación general de 4.38 sobre un máximo de diez. En 2020 fue de 3.26.

Mientras Washington señala que “el público percibe que la toma de decisiones administrativas y judiciales es inconsistente, opaca y requiere demasiado tiempo”, en el informe sobre índice CCC afirma que “las mejoras más significativas se produjeron en la categoría capacidad legal, lo cual refleja un impulso anticorrupción del presidente Luis Abinader…”

El Departamento de Estado advierte que “la corrupción y la implementación deficiente de las leyes existentes se discuten  ampliamente como un reclamo de los inversores”, pero el otro informe destaca que hubo avance en la independencia y eficiencia judicial y en la eficacia de los organismos  anticorrupción.

La mesa del debate sobre la corrupción ha sido servida con comida tipo bufet, para que cada cual se sirva conforme a sus mejores intereses políticos y corporativos, pero todos tendrán que  acogerse al único postre disponible que ha sido la advertencia del  jefe de Estado de que no tolerará  prevaricación del pasado ni en el presente.

Como para evitar malos entendidos, el presidente Abinader firmó  ayer mismo un acuerdo bilateral con la embajada de Estados Unidos por un monto de $251 millones de dólares que  se invertirán en la estrategia de cooperación de los próximos cinco años de la Agencia para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Se reputa como válida la queja del Departamento de Estado sobre problemas con la corrupción, deficiencias jurídicas y administrativas, como también se corresponde con la verdad el informe del Índice CCC sobre avance en la lucha contra la prevaricación, aunque todo depende del color del cristal con que se mire.

El Nacional