Semana

Como cada Domingo

Como cada  Domingo

Pura Emeterio Rondón

El legado de Pura

Han pasado ya cuatro años del fallecimiento, el 4 de septiembre de 2017, de Pura Emeterio Rondón, escritora, investigadora literaria, catedrática y religiosa de una orden muy comprometida con la educación popular (el aspecto menos conocido de su vida) y con motivo de su partida, su hermana, Melania y el brillante comunicador Vianco Martínez, se han preguntado ¿quiénes se ocuparán de consagrar su legado literario y educativo?.

Muy justa la decisión de la Biblioteca Nacional de instalar su fotografía entre las de otros escritores en la Sala Aída Cartagena, en un acto emotivo, familiar y simbólico, que mantendrá vivo su nombre en los públicos que asistan a actos culturales y de arte en ese espacio.

Pero no es suficiente. Pura Emeterio merece mucho más.
Requeriría la publicación en edición nueva, de sus ensayos e investigaciones, de su obra narrativa y que esos volúmenes pasen a formar parte del curricular de estudios en literatura dominicana, caribeña y latinoamericana.

Esta mujer escritora y educadora extraordinaria, ganadora del Premio Nacional de Ensayo, en 1992 y 1999, era ensayista y crítica literaria, luego de su formación en Letras, Lengua y Literatura Española, Literatura Iberoamericana y Estudios Afro iberoamericanos, en universidades de Venezuela, México y Santo Domingo.

Fue docente en la Universidad de Oriente, Venezuela, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y miembro oficial de la Academia Dominicana de la Lengua.
Siete ensayos suyos aparecen en el Diccionario Enciclopédico de las letras de América Latina, publicado por la Biblioteca Ayacucho, de Venezuela.

El legado de Pura merece ser marcado de forma imperecedera: una calle, la dedicatoria a su memoria de la Feria del Libro 2022, el nombre de un premio nacional de ensayo de la esfera pública o privada, el nombre de una fundación cultural, puede haber muchas otras formas.

Recordemos y reivindiquemos la obra de esta mujer extraordinaria.

José Rafael Sosa

José Rafael Sosa