Semana

Como cada Domingo

Como cada Domingo

José Rafael Sosa

Mario vivirá por sus fotos

Si algo caracterizaba a Mario Terrero, era su temperamento tranquilo y su actitud de buscar las mejores imágenes para El Nacional.

Perteneciente a una familia de fotoperiodistas entregados a su oficio, esta semana despedimos los restos mortales de Mario Guillermo Terrero Sánchez, ha partido y deja a sus parientes a quienes le apreciamos y descubrimos sus valores más interiores, en enorme pesar.

Sus hijos informaron de su fallecimiento a los 74 años, producto de consecuencias en condiciones de salud que le afectaban desde hace varios años.

Y ante la noticia luctuosa, se produce un hecho singular: los fotógrafos que tomaron en serio su oficio, que se ocuparon de ser testigos de generaciones, que registraron hechos históricos que documenta, entre otras realidades, la lucha de la comunidad nacional por soberanía, por libertad, por respeto a los derechos humanos, estos captadores sensibles y profesionales de la imagen, revivirán cada vez que alguien observe una foto suya.

Mario Terrero, primo de Valentín Pérez Terrero y de Juan Pérez Terrero, fotógrafo que documentó visualmente la guerra de Abril y la intervención militar norteamericana con fotos icónicas, tomadas al calor de las batallas, logró plasmar un legado propio con imágenes tanto descargadoras por su poder de denuncia social con tan solo una imagen, como por haber captado en una instantánea, la belleza sutil del paisaje o la expresión inocente de un niño haitiano, cuando se recrudecía la oleada discriminadora de estos nacionales hermanos.

Mario Terrero, callado, profesional, preciso en el uso de las palabras, observador acucioso, se ha marchado físicamente, pero sus fotos seguirán describiendo su actitud y su valentía, su papel de testigo de la historia que veía pasar ante sus ojos.

Sus fotos, que están depositadas en el Archivo General de la Nación, al que fueron donadas junto con todas las demás del Grupo de Comunicaciones Corripio, por don José Luis Corripio, testimonian un trabajo fotográfico que muchas veces fue de primera página en El Nacional.

Su labor fotográfica es digna de estudios de tesis, de análisis y referencia por parte de los nuevos artistas de la fotografía periodística o artística.

Preciso en su mirar fotográfico, Mario Terrero era una marca del lente. Sereno, callado y trabajador.

A él y a su memoria, nuestros respetos.

18 Semana 28 3p01
Como cada Domingo 2

Mario Guillermo Terrero Sánchez

José Rafael Sosa

José Rafael Sosa