Pulsaciones

Confusión

Confusión

Wilson Camacho

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) transmite su primera señal confusa con la denuncia de que miembros de la “red de corrupción” que encabezaría el mayor general Adán Cáceres Silvestre maniobran en instituciones públicas para sabotear evidencias sobre las acciones ilícitas de los imputados en la Operación Coral.

Se supone que la Pepca, que dirige el procurador Wilson Camacho, está facultada para proceder contra los empleados que desde posiciones “estratégicas” tratarían de ayudar a los implicados en el escándalo.

Genera conjeturas que la Pepca se limite a denunciar y no a actuar contra una aparente obstrucción de justicia para favorecer al exjefe de la Guardia Presidencial durante los dos gobiernos de Danilo Medina y demás implicados en el ruidoso caso de corrupción. La denuncia deja mucho que desear.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos