Articulistas

Danilo es estratega

Danilo es estratega

Danilo Cruz Pichardo

Por: Danilo Cruz Pichardo
([email protected]).-

Observando la conducta política de ciertos líderes dominicanos he llegado a la conclusión que Peña Gómez, Joaquín Balaguer y Danilo Medina están entre los más finos estrategas que ha dado el país. Trujillo nunca fue estratega, simplemente fue trepador, ladrón y criminal.

Balaguer era un hombre sereno, que escuchaba a los demás, incluyendo todo tipo de planteamientos. Daba respuestas en caso necesario y muchas veces consistían en decir: “Su propuesta será estudiada detenidamente”.

No hacía caso a chismes, era especialista en enemistar personalmente a militares poderosos y a líderes de partidos opositores. Vincho Castillo nunca fue santo de su devoción, pero supo usarlo como fuerza de choque. Es innegable que Balaguer fue estratega, aunque se valía mucho de las doctrinas de Nicolás Maquiavelo.

Peña Gómez, en cambio, era un estratega que se basaba en métodos limpios. Diseñó la estrategia para desalojar a Balaguer en 1978, mientras otros líderes opositores sostenían que era imposible, que el PRD engañaba al pueblo. Las relaciones internacionales creadas por Peña resultaron ser más poderosas que Balaguer, quien fue instado por Jimmy Carter a respetar la voluntad popular.

Peña Gómez era especialista formando frentes y coaliciones, independientemente de organizaciones. Danilo Medina, último gran estratega, fue de los artífices del Frente Patriótico. Muchos se sorprendieron del largo silencio que mantuvo después de ser aplastado por el Estado en las primarias del 2007, pero es que sabía que Leonel no podía seguir más allá del 2012, logrando que el jefe de Estado ofreciera su respaldo con todo el presupuesto de la nación.

Medina llegó al poder en el 2012, pero pensando a largo plazo. Dejó a todos los miembros del Comité Político y del Comité Central en sus respectivos cargos, con la finalidad de adueñarse de ambos organismos y de todo el partido.

Le quitó a Leonel el control de la SCJ, del TC, del TSE, de la JCE y del Congreso Nacional. Inhabitó a Fernández para el 2016 trayendo a Quirino, se adueñó del PRD, provocando el nacimiento del PRM y se reeligió con facilidad.
Es un estratega marrullero. Solo habla cuando es necesario y su silencio de

El Nacional