DE SALUD Y OTRAS COSAS



SPM: serie 23 siempre.-

San Pedro de Macorís inició su existencia en el año 1822 cuando grupos que huían de la dominación haitiana llegaron a esta comarca que era una aldea llamada Mosquitisol.

Revisando al historiador y cardiólogo Dr. Fermin Álvarez Santana acepta que la fundación se produjo en la margen occidental del río Macorix hoyHiguamo, pero que en el año 1846 los primeros pobladores de lo que hoy se conoce como “la punta” se trasladaron a la margen oriental del río. Algunos de los primeros pobladores procedían de la barriada de San Carlos de la capital del país.

Hace años que Sonia Torres de Mallén y varios petromacorisanos activan un colectivo de bien social llamado Fundación Gala 23.

Carmen Mazara, Aurelia Castillo y Josefina Shiffino no pierden oportunidad por ir en auxilio de los Macorisanos.

La mayoría de ellos aunque residen en la capital apoyan las necesidades de su pueblo y se encargan de labores humanitarias de gran trascendencia: con los ciegos, los sordos y los diabéticos.

Ellos fundaron la sala de fisiatría del hospital Carl T. George; remodelaron casuchas destruidas por el huracán George.

Dafne Chalas, Kalil Haché, Xiomara Binet, Antonio Zaleta y otros, siempre han estado disponibles para ayudar.

Pero ¿por qué San Pedro es tan emblemático?
Se ha dicho que la bonanza de los ingenios azucareros que desde principios del siglo pasado convirtió en los años 20 al “París Chiquito” como llegó a llamarse nuestra provincia. Esto generó una importante emigración desde las islas del Caribe (los cocolos) y desde el Lejano Oriente: el Líbano , Siria y otros.

Detrás de la llamada danza de los millones vinieron los españoles, los puertorriqueños y de otras naciones.
“Son del Ingenio” diría el poeta de nuestra tierra don Pedro Mir.

Ya Norberto James había dicho en su emblemático poema “Los Emigrantes” que habían llegado con sus arcos y flechas multicolores.

A mi imaginación acuden los cangrejos caminando libremente por las calles.
Recordé a las decenas de atletas que recorren el mundo debajo de un pendón de caña y con el sabor a melao de su batey de origen.

Imagine a un Pedro González en la segunda almohadilla de los Yankees de New York emulado ahora por Robinson Canó.

Pero: y el primer Hidropuerto Internacional: ¿dónde estuvo?
Y las primeras emisoras de radio y los primeros periódicos en todo el país: ¿dónde se producían?
¿Y la bella historia de nuestro ateneo, nuestro ayuntamiento y los teatros operáticos?. Ahí Moran Domínguez Charro, los hermanosDelignes y los Villegas.

Cuando Antonio Zaglul me contaba cosas de Luis E. Aybar, Francisco Moscoso Puello y Carl Theodore George, me fascinaba.

Y don Frank Comarazamy y doña América y su hijo, René Del Risco Bermudez ¿de dónde son? ¿Le pregunto a Mauricio Báez?

¿Sabía usted que el correo, el teléfono y el telégrafo llegaron temprano a una tierra bañada por ríos y por mares como dirían los médicos de allá Ariel Pérez Ubiera, Jesús Feris Iglesias y Carlos Juan Musa?
¡Oh Tomasito Binet , Cabo Cleto! que hicieron del musculo, la velocidad y la humildad una vocación,
Caramba: ¡Olinda Del Giudecci y Dolores Basora! Qué inolvidables profesoras que me tocó disfrutar. ¡Enhorabuena Macorís del Mar!.

Miguel Feris y Many Acta nos reunieron esta semana: pues los estrellitas vamos por más….