Primera Fila

Desorden

Desorden

Al combinarse con la propagación de la pandemia del coronavirus, la violencia en Puerto Príncipe, protagonizada por pandillas que el Gobierno no ha podido controlar, amenaza con provocar un holocausto en esa nación.

Desde el día 1 de este mes más de 10 mil personas han tenido que abandonar sus hogares para hacinarse en las calles o en cualquier espacio que encuentren, huyendo de las balaceras y la peleas entre bandas.

Organismos internacionales no han parado de sonar la alarma sobre las consecuencias de la violación, pero sin promover ningún plan para restaurar la seguridad ciudadana y el orden público.

Al presidente Jovenel Moïse se le ha atribuido su cuota de responsabilidad en la ola de violencia que sacude a Puerto Príncipe, porque en lugar de enfrentar las pandillas se sospecha que las ha alentado para crear un clima que le garantice su permanencia en el poder.

El Nacional