Actualidad Política

Dice alza de precios es una calamidad

Dice alza de  precios es una calamidad

Santo Domingo.- Un miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), recordó  este viernes que el gobierno de Danilo Medina mantuvo la estabilidad en los precios de los alimentos durante ocho años, contrario a lo ocurrido en la actual gestión.

Carlos Segura Foster comentó  que,  en apenas siete meses del nuevo Gobierno, al aumento de los precios de todos los productos de alimentación se suma, el alza de un 30 por ciento de los materiales de construcción, los combustibles y la renta de servicios básicos.

“Cuando fue necesario intervenir para proteger a productores y consumidores se aplicaba al valor de los permisos lo que se establece como –salvaguarda-, un impuesto que evita que los productos importados puedan llegar a los consumidores a precios muy por debajo del precio del producto nacional causándole pérdidas a los productores”, expresó Foster en un reporte en declaraciones divulgadas por la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

El exadministrador del Banco Agrícola  declaró que las presentes autoridades no pueden alegar que el desastre que se vive hoy entre los productores es consecuencia de lo heredado del gobierno anterior, “pues nunca antes durante dos períodos consecutivos de gobierno, el país había disfrutado de tanta estabilidad entre la producción, la demanda y como consecuencia de ello, los precios”.

Razonó  que durante los ocho años de gobierno de Danilo Medina se mantuvieron estables los precios de los alimentos, se aumentaron las exportaciones y hubo tranquilidad como nunca antes, a pesar de que el país fue afectado indistintamente por sequías, tormentas e inundaciones.

Segura Foster  indicó que el ministro de Agricultura, Limber Cruz, ha tratado de minimizar los problemas creados a los productores agropecuarios por la impericia del actual equipo agropecuario.

En ese sentido, explicó que en primer lugar hay que estar conteste que los mayores problemas se han creado con productores y productos de ciclos cortos, tales como huevos, pollos, zanahorias, papas, remolacha y cebollas, entre otros.

“Las actuales autoridades no cuantificaron correctamente el consumo de estos renglones y como consecuencia de ello, habiendo el país alcanzado la autosuficiencia de la demanda de los mismos en situación normal, en razón de la baja de la demanda a causa de la pandemia se produjo un desbalance entre la oferta y la demanda, y se produjo escasez de algunos y sobre oferta de los otros”, manifestó Segura Foster.

Añadió que esta situación se agravó por el hecho de dejar sin efecto las subastas de  los permisos de importaciones necesarios “y tal vez pagando el noviciado como funcionarios del nuevo gobierno, otorgaron permisos sin control”.

“Estas importaciones autorizadas en momentos que se recolectaban los productos dominicanos creó una situación desesperantes para los productores, especialmente los de papas, zanahorias y remolachas, ya que en los otros renglones han otorgado subsidios directos a productores y comercializadores que oscilan entre 300 y 500 pesos por quintales, especialmente a los productores de cebollas, creando el malestar e irritación de los productores no beneficiados con el subsidio otorgado”, concluyó Foster en su reporte.

El Nacional