Mundo Noticias importante

Dimite el primer ministro de Haití en plena crisis política y de seguridad Puerto

Príncipe, (EFE).- El primer ministro de Haití, Joseph Jouthe, presentó su dimisión este miércoles, mientras el país caribeño atraviesa una grave crisis política y de seguridad.

Jouthe anunció su dimisión en un mensaje difundido de madrugada a través de Twitter, el presidente Jovenel Moise aceptó la renuncia por la misma vía y anunció que el actual canciller, Claude Joseph, asumirá el cargo de primer ministro.

En su mensaje, Jouthe no informó del motivo de la dimisión del cargo, que asumió en marzo de 2020, afirmó que ha sido “un honor» servir a su país y agradeció a los miembros de su Gobierno y “a los socios técnicos y financieros” por su colaboración.

Pocos momentos después, el presidente Moise aceptó la dimisión del gobierno de Jouthe, asegurando que su salida permitirá avanzar en el problema de la inseguridad y en la solución de la crisis política. “La dimisión del Gobierno, que he aceptado, permitirá abordar el flagrante problema de la inseguridad y proseguir las conversaciones para alcanzar el consenso necesario para la estabilidad política e institucional de nuestro país.

El ministro Claude Joseph es nombrado primer ministro”, escribió Moise en Twitter. Jouthe fue designado primer ministro el 2 marzo de 2020, pero su nombramiento no fue ratificado por el Parlamento, como ordena la Constitución, ya que el Legislativo se encuentra clausurado desde enero de 2020 por la no celebración de las elecciones previstas para 2019. Su dimisión sucede en momentos de una grave crisis de seguridad, después de que el pasado fin de semana fueran secuestrados 12 religiosos, incluidos dos de nacionalidad francesa, en medio de una oleada de raptos perpetrados por bandas armadas.

El lunes Jouthe dio una rueda de prensa en la que calificó el secuestro como “un terremoto” que está causando “el derrumbe” de los cimientos de la sociedad haitiana. El país también atraviesa una grave crisis política, pues la oposición no reconoce la legitimidad del presidente Moise y se niega a participar en la redacción de la nueva Constitución que trata de impulsar el mandatario.

Este martes la oficina de la ONU en Haití advirtió de que el proceso de consultas en torno del borrador de la nueva Constitución no es “lo suficientemente inclusivo, participativo o transparente». Moise prepara de forma paralela la celebración de elecciones legislativas y presidenciales, que están convocadas para el próximo 19 de septiembre, en las que se elegirá al sucesor del actual jefe de Estado. EFE

El Nacional