Articulistas

Doña Yolanda

Doña Yolanda

Rafael Grullón

Entre finales de 1993 y los primeros cinco meses de 1994, cubrimos la última campaña de Juan Bosch en este oficio del periodismo en que nuestras hijas nunca entendieron la relación entre escribir y llevar el pan a la casa y mucho menos su conexión con la historia. En este oficio se llega primero que los bomberos, la policía y los historiadores, ya que los hechos hay que narrarlos en el momento que se producen.

Como la historia no es una avenida recta y alumbrada, sino un camino pedregoso, oscuro, lleno de curvas y bordeado de precipicios, tras la última campaña de Bosch dio un giro, ya que las elecciones que tocaban en el 1998 hubo que adelantarlas dos años para 1996.

Bosch se había retirado de la vida pública y el PLD debió lanzar tres candidatos: Leonel Fernández, Norge Botello, de quien Danilo Medina heredó su pragmatismo, y Euclides Gutiérrez Félix.

Nos tocó entrevistarlos, pero cuando ya lo habíamos hecho con Botello y Euclides y reclamábamos a Leonel,  que faltaba, nos dijo un jueves que lo acompañáramos a Higüey al otro día viernes donde realizaría su primer acto de campaña como precandidato presidencial del PLD y que en el camino haríamos la entrevista.

El trabajo escrito se publicó como la entrevista que faltaba, pero nunca la hubo, tocándonos la responsabilidad de quedarnos en los recorridos para cubrir las crónicas de la precampaña de Leonel, quien vivía con doña Yolanda, de cuya casa en La Agustina partíamos tras darnos su café y rociarnos de bendiciones para que no nos pasara nada por el camino.

Por: Rafael Grullón
[email protected]

El Nacional