Actualidad Gobierno

EE.UU aporta US$251 MM combatir corrupción

EE.UU aporta US$251 MM combatir corrupción

El presidente Luis Abinader y Robert W. Thomas, encargado de negocios de la embajada de EU, firman hoy el acuerdo. guillermo burgo

El Gobierno de Estados Unidos aportó hoy a República Dominicana 251 millones de dólares para la lucha contra la corrupción, la transparencia administrativa y la seguridad ciudadana.

La contribución fue ratificada mediante un acuerdo firmado esta mañana entre el presidente Luis Abinader, el encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Robert W. Thomas y el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton.

El programa fue firmado en el local de la Fundación Pediátrica por un Mañana, en el sector Cristo Rey, de la capital.
El aporte forma parte de los programas de desarrollo para los próximos cinco años de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en el país.

A la fecha, Estados Unidos, a través de la USAID, ha destinado $1,800 millones de dólares para proyectos de desarrollo en República Dominicana.

Este acuerdo bilateral da seguimiento al diálogo de alto nivel y la declaración conjunta sobre reformas institucionales realizados el pasado 28 de abril entre el Gobierno dominicano y el Gobierno de Estados Unidos, donde se comprometieron a dedicar esfuerzos para apoyar temas importantes como el desarrollo sostenible.

El encargado de Negocios de la embajada estadounidense, Robert W. Thomas, resaltó que los objetivos del acuerdo responderán a las áreas prioritarias descritas en la Estrategia Nacional de Desarrollo de República Dominicana y las prioridades de la administración del presidente Abinader.

Además señaló que el acuerdo apoya invertir en la conservación del medio ambiente y el uso de energías renovables, mejorar la salud y otros servicios públicos para una sociedad más saludable y productiva.

La meta principal del acuerdo es promover una República Dominicana más segura, inclusiva y próspera que avance la resiliencia local, fronteriza y regional enfocado en varios pilares.

El primer enfoque es una reforma de políticas y una gobernanza efectiva centrada en la transparencia, la lucha contra la corrupción, rendición de cuentas, equidad, protección social y ambiental y además incluye reformas legales y regulatorias.

A través de este pilar se busca identificar soluciones prácticas para políticas que puedan mejorar los servicios públicos.
Otro abordaje de este pilar es trabajar en políticas públicas que busquen soluciones colectivas para comunidades marginalizadas y fomentar una sociedad civil más inclusiva.

El segundo pilar del acuerdo es mejorar la eficacia de los servicios públicos de sanidad, tales como acceso al agua limpia, educación básica y alambrado eléctrico.

Fomentará el fortalecimiento del sector justicia, la prestación de servicios de salud, las alianzas con el sector privado para cocrear y coejecutar iniciativas que apoyen los sistemas de servicios, que identifiquen soluciones ante los retos ambientales.

El tercer y último pilar es la sostenibilidad y resiliencia local a través de iniciativas de desarrollo y soluciones creadas y lideradas a nivel local.

Fomentará la creación de coaliciones y la inversión en organizaciones locales para promover el desarrollo juvenil, prevenir el crimen y la violencia y mejorar la calidad en los servidores públicos y de VIH.

La firma del acuerdo bilateral fue realizada en la Fundación Pediátrica por un Mañana, una organización auspiciada con fondos de la USAID, donde 1,700 madres jóvenes, muchas de ellas víctimas de violencia de género, de unión temprana y de embarazo adolescente proporcionándoles apoyo psicosocial, oportunidades educativas, y entrenamientos vocacionales necesarios para ser agentes de cambio empoderadas.

Pedro Castro