Pulsaciones

Emisario Haití: Sin impresión

Emisario Haití: Sin impresión

Tal vez sin proponérselo el presidente Luis Abinader descalificó al primer ministro de Haití, Ariel Henry, y a su enviado especial Daniel Supplice como interlocutores legítimos para negociar acuerdos de cooperación con República Dominicana.

Abinader dijo que en la vecina nación no había con quién negociar, porque el 75% del territorio lo controlan peligrosas pandillas como la liderada por Barbecue.

Daniel Supplice.

Abinader no fue lo suficientemente diplomático al descalificar a las actuales autoridades haitianas, por más débil que en realidad sean, como interlocutores para negociar una salida a la crisis del país.

A pesar del criterio del mandatario, el enviado Supplice se mostró optimista tras conversar con el propio gobernante dominicano y con otros funcionarios sobre la cooperación entre los dos países.

Para acentuar el vacío de poder en Haití, Abinader refirió las versiones según las cuales el primer ministro Henry tuvo que solicitarle una tregua de una semana al pandillero Barbecue para reanudar los despachos de combustibles y otras actividades.

El problema no deja de ser delicadísimo, toda vez que en Haití sectores de poder no comparten el criterio de este país sobre la inseguridad, la repatriación de embarazadas ni el conflicto con el visado a estudiantes haitianos. Puede afirmarse que el Gobierno tiene que tomar sus propias decisiones si Haití carece de interlocutores legítimos. ¿Pero es el caso?

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos