Articulistas Opinión

Federico C. Álvarez

Federico C. Álvarez

Orlando Jorge Mera

Recibí la noticia del fallecimiento del Dr. Federico Carlo Alvarez Morales, de la forma más inesperada. Una nota del amigo y jurista Edwin Espinal anunciaba el lamentable fallecimiento de uno de los juristas más acabados de la ciudad de Santiago, y por supuesto, del país. El Dr. Federico Carlo Alvarez fue gran amigo de mi padre, Salvador Jorge Blanco, y junto a otros destacados juristas santiagueros, son parte de una generación de abogados y juristas que pusieron en alto el ejercicio profesional del derecho en Santiago.

El nombre de su padre, Federico Carlo Alvarez Perelló, notable abogado y fundador de uno de los bufetes de mayor prestigio en Santiago, es el que lleva el Palacio de Justicia de la ciudad corazón. Es amplio conocido que un homenaje, organizado por el jurista Marcos Sánchez Cabral, en los finales de la dictadura en el Hotel Matum, al que asistieron importantes abogados y personalidades de la época, pero en la que no se mencionó el nombre del dictador, le trajo algunas situaciones a su familia. Por supuesto su hijo Federico Carlo estuvo presente, y estoy seguro que ese episodio marcó un antes y un después. Esa anécdota la escuché por primera vez de la voz de mi padre, y nunca se me ha olvidado.

Después del fallecimiento en 1976 de Alvarez Perelló, su hijo, Federico Carlo Alvarez Morales asumió la dirección de la oficina “Federico C. Alvarez”, y la convirtió no solamente en una de las principales oficinas de abogados del país, sino que, desde allí, además de sus hijos, Federico José y Raymundo Eduardo, que continuaron la tradición familiar, destacándose como magníficos abogados, esta firma ha servido para que destacados abogados hayan hecho ahí sus carreras profesionales, y luego hayan marcado su propio rumbo, pero siempre teniendo mucho respeto hacia la familia Alvarez.

Importantes instituciones de Santiago, como la Asociación para el Desarrollo y la Corporación de Zonas Francas, recibieron importantes esfuerzos por parte del Dr. Federico Carlo Alvarez Morales. Además de su extraordinaria labor en el mundo de la genealogía donde hizo interesantes hallazgos e investigaciones.

Quizás el mayor ejemplo de Alvarez Morales no solo fue su extraordinaria capacidad de dirigir y su brillantez jurídica que lo refleja en su clientela. Pero, para mí, ha sido su discreción. Un hombre que fue uno de los actores clave en la participación de Santiago en los años posteriores a la dictadura, en la creación de la base fundamental del desarrollo político, institucional, industrial y académico del país, siempre fue una persona extremadamente discreta. Amigos de los amigos, en las buenas y en las malas.

Descanse en paz don Federico C. Alvarez. Mis condolencias a Federico José, Carmen Rosa, Carlos Manuel, José de Jesús y Raymundo Eduardo. Los colombianos 123 Andrés figuran como nominados al Grammy al mejor disco de música infantil por “Actívate”, una categoría en la que también aparecen como candidatos los latinos Lucky Diaz And The Family Jam Band con “Crayon Kids».

 La adaptación al cine del muy latino musical “In the Heights”, de Lin-Manuel Miranda y Quiara Alegría Hudes, recibió una candidatura al Grammy a mejor compilación de banda sonora para un medio audiovisual.    El compositor de origen cubano y guatemalteco Carlos Rafael Rivera fue nominado a la mejor banda sonora compuesta para un medio audiovisual gracias a su trabajo en la serie “The Queen’s Gambit».

 Arturo O’Farrill, que ya aparecía en el apartado de mejor disco de jazz latino, también tendrán opción de reconocimiento en la categoría de mejor composición instrumental con “Dreaming In Lions- Dreaming In Lions».

 Ahí se medirá a Vince Mendoza con “Concerto For Orchestra- Finale».

 Mendoza también será aspirante al mejor arreglo de instrumento y vocal por “To The Edge Of Longing (Edit Version)».

 Los guitarristas mexicanos Rodrigo y Gabriela obtuvieron una nominación al mejor arreglo instrumental o a capela por “The Struggle Within».

 Por último, Mike Elizondo será candidato a la distinción de productor del año y el maestro venezolano Gustavo Dudamel podría llevarse un Grammy a la mejor actuación coral como el director de “Mahler- Symphony No. 8, ‘Symphony Of A Thousand’” al frente de la Filarmónica de Los Ángeles.

Quizás le interese leer: https://elnacional.com.do/explica-forma-manejan-cenizas-en-punta-catalina-para-evitar-danos-ambientales/

Orlando Jorge Mera

Orlando Jorge Mera