Deportes

Franchy Cordero recibe ayuda de Varitek

Franchy Cordero recibe ayuda de Varitek

BOSTON.- ¿Un día libre para Franchy Cordero? Ese era el plan original. En cambio, se convirtió en un día de explosión para el decaído jardinero izquierdo.

Los Medias Rojas estaban casi al final de la línea con los jugadores de posición cuando Kiké Hernández llegó cojeando con tensión en el tendón de la corva derecho después de un sencillo productor para abrir la parte baja de la primera.

Ingresó Cordero, quien saltó de la banca y contribuyó fuertemente a la victoria de los Medias Rojas por 12-9 sobre los Tigres el jueves por la tarde en Fenway Park.

Con tres hits, incluido un doble empujador, y una atrapada clave en el izquierdo, la huella de Cordero estuvo en todo este juego. También anotó tres veces.

«Es bueno verlo sonreír, contribuir», dijo el manager de los Medias Rojas, Alex Cora. «También hizo una buena jugada en el jardín izquierdo. No es fácil. Batear a este nivel no es fácil. La gente piensa que no está poniendo el trabajo, pero ha estado haciendo el trabajo y fue agresivo de inmediato. Creo que eso le dio confianza».

Fue Cordero quien llegó con el juego empatado con dos outs en el octavo. Detrás en la cuenta 1-2 y enfrentándose a un zurdo en Gregory Soto, Cordero evitó un ponche y metió el bate en la pelota para un squibber en la línea de tercera base que se convirtió en un error de Jeimer Candelario al anotar la ventaja.

En esa coyuntura del juego, fue significativo que Cordero hiciera contacto cuando consideras que tiene 27 ponches en 64 turnos al bate esta temporada y es un bateador de .187 contra zurdos.

«Logró los hits e hizo contacto cuando importaba al final», dijo Cora. «Él es agresivo todo el tiempo, lo cual es genial. Puso presión en su defensa y pudimos anotar».

En cuanto a Cordero, su explosión no pudo haber ocurrido en un mejor momento. Cordero había estado en una mala racha de 25-0 desde el 19 de abril, lo que ha llevado a especular que pronto podría ser enviado a Triple-A si su desempeño no mejoraba.

Cuando comenzó el día, Cordero estaba bateando .153 con un OPS de .393. Después del final de la serie, esos fueron hasta .188 y .470.

Cordero le da crédito a sus compañeros y entrenadores por mantener intacta su confianza. Y eso incluyó algunas palabras reconfortantes de un ex capitán de los Medias Rojas que ganó dos campeonatos de la Serie Mundial como jugador.

«Trabajé duro con los entrenadores, hablé con muchos de los muchachos», dijo Cordero. «Muchos de mis compañeros de equipo se me acercaron y trataron de darme algunos consejos también. Entrenadores como [Jason] Varitek, se acercó a mí y me habló sobre batear. Sencillamente todos. Fue un esfuerzo de equipo tratando de hacerme bien y estoy feliz de haber podido hacer un buen juego hoy».

¿Qué tipo de consejo proporcionó Varitek?

«Obviamente, dado que también era un bateador zurdo, es alguien que me acaba de dar algunos consejos sobre mi enfoque y lo que debería estar mirando. Y [él] solo estaba tratando de ayudarme con los pequeños detalles aquí y allá. Solo tratando de estar ahí para mí, de verdad», dijo Cordero.

En última instancia, Cordero es quien merece el crédito por no darse por vencido cuando podría haber sido tentador hacerlo.

«Este es un juego difícil», dijo Cordero. «Si fuera fácil, todo el mundo podría hacerlo. Yo seguí trabajando».

Los compañeros de equipo de Cordero lo notaron.

«Me siento bien por él», dijo Christian Vázquez. «Es un gran chico, todavía está aprendiendo, es fuerte. Creo que va a ser bueno para nosotros. Necesita seguir trabajando y tener la confianza que tuvo hoy. Parecía seguro y relajado y lanzaron buenos lanzamientos. Ese es él». . Hoy disfrutó del juego».

Ganar el partido final de esta serie de tres juegos contra los Tigres 9-23 no fue nada agradable, pero los Medias Rojas (19-13) encontraron la manera de hacerlo.

«Pero es una victoria en las Grandes Ligas», dijo Cora. «Tienes que aceptarla. Eso no fue bonito, pero lo aceptaremos. Ganamos dos de tres, y ahora seguimos adelante. Tenemos que abordar muchas cosas. Lo sabemos. He estado diciendo eso».

Quizás los problemas de Cordero ya no estén en la lista de cosas por abordar.

Roosevelt Comarazamy