Imponen garantía económica de RD$30 mil a cinco chinos por supuestamente vender artículos falsificados en LR

palacio-Romana-777x437


LA ROMANA.- Una jueza de la Oficina de Atención Permanente de esta jurisdicción impuso una garantía económica de 30 mil a cada uno de cinco chinos acusados de vender artículos falsificados en tiendas de esta ciudad en perjuicio de  marcas  reconocidas.

Un sexto chino fue dejado en libertad por la magistrada  Dania Beras, porque era nuevo en uno de los establecimientos que operan en la ciudad.

La medida de coerción contra los cinco chino se adoptó luego que la jueza Beras acogiera un pedimento en ese sentido del Ministerio Público, que además, solicitó impedimentos  de salidas del país  mientras  tangan pendientes   dicho  caso  en la  justicia.

No se   informó  sobre  quiénes  fueron  los empresarios  que se  querellaron  en contra  de  los  orientales  que  vendían  artículos  parecidos  a  los  de  marcas  reconocidas.

El  conocimiento de  a medida  se  produjo  el pasado lunes  en el tribunal  local, mientras  los abogados  de  los  detenidos  se aprestan a hacer  las gestiones  con una firma  aseguradora  para  el pago de  la garantía económica  y  que  sean liberados  esos  empleados  chinos.

Previamente se  vieron  a  varios fiscales adjuntos, acompañados de agentes  policiales,  realizar allanamientos en tiendas chinas ubicadas en las inmediaciones del  parque Duarte, de donde se  llevaron,  en  las camionetas  de la Policía,  a los  referidos  comerciantes  chinos.

La fiscal Reina Yaniris Rodriguez
La fiscal Reina Yaniris Rodriguez

 

 Procuradora fiscal

 

La  procuradora  fiscal del   distrito  judicial de  La Romana,  doctora  Reina  Yaniris  Rodríguez,  dijo  que  no pudo  asistir  a una reunión  convocada por  la senadora Amarilis Santana,  una representación de  la gobernación provincial  y  una delegación de  la embajada  China  para  tratar  sobre  el asunto de los apresamientos,  porque no fue convocada.

Hablando para este  diario,  la  fiscal dijo que  además  quiere dejar  claro  que  en  casos  como esos  ella no  puede  hacer  reuniones  paralelas  y  que  si ellos  querían  su parecer, lo que  tenían que hacer   era  pedirle  que  los recibiera en su oficina  de la  fiscalía para  ofrecer  todos los  detalles  sobre  el  referido caso.