Pulsaciones

Inquietud: Fiebre porcina

Inquietud: Fiebre porcina

Por más reducida que sea la proporción, como alega el Ministerio de Agricultura, es altamente inquietante la presencia de la fiebre porcina africana en el país.

Al detectarla en pruebas de laboratorio, Estados Unidos, el principal socio comercial de República, procedió de inmediato a prohibir la importación de carne de cerdo de este país.

Por el daño que la enfermedad representa para la economía el caso no debería utilizarse con fines políticos. Pero las autoridades tampoco deben tratar de minimizar el impacto de la peste a través de propaganda.

El Ministerio de Agricultura admitió la presencia de la peste, pero sólo en cerdos de crianza de traspatio en las provincias Sánchez Ramírez y Montecristi.

Para combatir la enfermedad se prohibió la movilización de cerdos vivos y matados desde y hacia ambas provincias; limpieza y desinfección de los lugares afectados; levantamientos epidemiológicos periódicos; control militar y otras restricciones. Pero desde ya hay sectores que plantean una total extinción de la población porcina para eliminar totalmente la peste.

A pesar del impacto de la epidemia para los porcicultores e incluso en el consumo interno no hay que precipitar soluciones hasta que se haga un verdadero estudio de la realidad porcina en el país. Pero tras las restricciones de Estados Unidos a la entrada de productos cárnicos de este país saben las autoridades que tienen que proceder sin la menor pérdida de tiempo.

El Nacional