Articulistas

La ADP y el PRM

La ADP y el PRM

Lo ocurrido en las elecciones de ese gremio profesoral, constituye una lección que debe servir de mucha reflexión al Partido Revolucionario Moderno (PRM), ya que a un año del buen gobierno que lleva a cabo el presidente Luis Abinader, resulta paradójico, que se haya arrojado unos resultados que beneficiaron al Partido de la Liberación Dominicana.

Parece que las estrategias que emplea la cúpula de esa organización social demócrata de cara a los frentes de masas y en especial, al poderoso gremio que agrupa a los profesores preuniversitarios, falló, o en realidad no las hubo, tal como parece que viene ocurriendo a lo interno en esa importante plataforma política.

Un gobierno como el que preside un hombre con ideas tan preclaras, como Abinader, no cargará con lo que les corresponde a los responsables partidarios y de dicha área, de una derrota que les deja un sabor agrío a la amplia legión de personas que en el seno de la población están conteste con el cambio.

Eso que pasó en la Asociación Dominicana de Profesores, no es cosa “chiquita”, viene ocurriendo en otros gremios profesionales y no profesionales, y seguirá ocurriendo si no se cambia de orientación y en ocasiones de una dirigencia que lo menos que está haciendo es mirar y trabajar hacia dentro en el PRM.

Parece que hay descontentos en las filas del partido moderno, lo que significa que hay síntomas de que la situación no están andando bien, lo que indica que hay que hacer una reingeniería y tomar muy en serio la política y todo lo que ella representa.

En política los errores y cualquier golpeo a la base de sustentación, se cobra caro. Hay que dejar atrás la “chulería” y la contemporización con “enemigos” y “pseudos amigos” de última cuña.

Hay países que por situaciones como esa hasta se piden cabezas. Aunque entiendo que no se puede pasar por alto un acto de esta magnitud, si se puede enmendar los errores, es decir, rectificar y saber que lo importante es corregir los errores y ver más allá de la curva, tal como lo señalaba el doctor José Francisco Peña Gómez.

Lo mismo viene ocurriendo con las estrategias de comunicaciones, las articulaciones, la cohesión interna y creación de gabinetes o plataformas que apuntalen simbólicamente el gobierno del presidente Luis Rodolfo Abinader Corona, quien es un ser humano y un ente político bien ético, democrático y con visiones de progreso.

Es tiempo de que se tome al toro por los cuernos y saber que el poder no es un juego, y que los que estarán contigo siempre, son los tuyos. Debemos de preservar el gobierno y el poder.

Entiendo que, si el PRM no hace cambios radicales, profundos y estructurales, seguirán ocurriendo perdidas como la de la ADP. No obstante, todo no está perdido aún. Hay que aplicar políticas inclusivas y participativas en el plano endógeno para que haya un crecimiento cualitativo hacia dentro y también hacia fuera.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos