¿Qué Pasa?

La ropa interior destierra a la falda y al pantalón

La ropa interior destierra a la falda y al pantalón

Madrid.- Diseñadores, firmas y estilistas internacionales han decidido desterrar la falda y el pantalón y apuestan por dar mayor visibilidad a la ropa interior, concretamente a la braga y el calzoncillo para crear estilismos más desenfadados, con un aire rebelde.

La ropa íntima ha dejado de ser interior y se ha convertido en ropa de exterior, según se ha visto en los últimos desfiles de Miu Miu, Ferragamo, Dolce&Gabbana, Missoni, Doublet o Mowalola.

Los diseñadores italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana han mostrado en las pasarelas una chaqueta de esmoquin negra con bragas negras y medias de cristal por debajo de estas, “una combinación arriesgada que seguro que triunfa entre las más jóvenes”, dice a EFE la experta en comunicación de moda Pepa Fernández.

La firma Miu Miu, al frente de Miuccia Prada, se une a esta moda combinando un jersey de punto de cuello alto con braga adornada con hilos brillantes y pedrería sobre un leotardo fino y elástico, “una versión sofisticada y con un punto lujoso”, añade Fernández.

Puedes leer: La moda del 2023 invita a lucir cuerpo

Desde hace unas temporadas, los diseñadores han echado mano de la lencería femenina para actualizar las tendencias de la calle. Se han visto conjuntos creados con sujetadores, corsés y camisones convertidos en vestidos lenceros.

La ropa interior destierra a la falda y al pantalón
Foto de archivo (25/2/2023) de la colección de Dolce&Gabbana en la Semana de la Moda de Milán. EFE/EPA/Matteo Bazzi.

ENSEÑAR LA ROPA INTERIOR, TENDENCIA

La moda de enseñar la ropa interior se ha ido reforzando con propuestas que llevan al límite las transparencias; sirve de ejemplo el estilismo que lució la cantante española Rosalía en los premios Women in Music (EEUU) recientemente, una pieza transparente que dejaba al descubierto una braga alta negra hasta el ombligo.

Puedes leer: Investigan empresa que obligó mujeres a desvestirse en España

Otras propuestas dejan aflorar el triángulo del tanga sobre un pantalón de cintura baja o un vestido de escote trasero, tendencia bautizada como ‘whale tail’, que diseñadores como el belga Glenn Martens la llevó a algunas de sus creaciones para la firma Diesel.

Ahora, en este 2023, tras triunfar las transparencias y las aberturas, que dejaban al descubierto la ropa interior, los gurús de la moda dan un paso más allá y ponen la braga y el calzoncillo en primera plana.

Famosos como Bella Hadid, con eslip blanco combinado con camiseta, cazadora vaquera y botines de ante, y Kylie Jenner, con camiseta blanca y calzoncillo tipo bóxer de algodón blanco sobre pantis negros, han sido de las primeras en salir a la calle con ropa interior que hasta ahora era de exclusividad masculina. Pero esta idea no solo es cuestión de mujeres; los hombres también salen a la calle en ropa interior.

Dolce&Gabbana, Givenchy, Emporio Armani o Palomo Spain exploran el segmento de las prendas íntimas masculinas para crear conjuntos en los que el eslip y el bóxer, clásico, suelto o abotonado, se hacen más visibles.

Puedes leer:No Bra Day: Mitos en torno al uso del brasier

“Mi intención siempre ha sido liberar al hombre de ese corsé convencional”, dice el diseñador español Alejandro Gómez Palomo, alma de Palomo Spain, que apuesta por la moda masculina colorista.

Con esa idea de renovación, fue uno de los primeros en sacar la ropa interior al exterior, es decir, en conjuntar una blusa de seda con unos calzoncillos o unos eslips con una camiseta de tul negra.

“La moda masculina ha cambiado mucho”, añade, que considera que “hay chicos que con sus estilismos llaman más la atención que las mujeres».

EFE

EFE