Carta de los Lectores

Las “dos P” en RD

Las “dos P” en RD

Yesika Florentino

En la República Dominicana hay dos temas que encienden la mecha en cualquier esquina, la pelota y la política. No hay ser más entregado que un dominicano cuando de defender a su equipo o partido se trata, para bien o para mal es un fanatismo que no merma pese a las críticas.

La pelota invernal empezó hace un mes y aunque la cosa se pone más buena conforme avanza la temporada, ya el público puja por su equipo favorito sin importar lazos afectivos.

Cada juego de béisbol es un escenario donde la emoción y la competencia echan el pulso, pero también donde desfila el más puro talento criollo, demostrando el por qué RD es la cuna de este deporte.

Y con igual o mayor intensidad, el dominicano se entrega en otro aspecto tan distante al deporte como la política, puede parecer ilógica la pasión que se apodera de muchos militantes cuando se trata de defender a un líder o partido político, y aunque, en este caso priman intereses mayormente personales vestidos de democracia y deseos de desarrollo común, la carrera empieza, como siempre “antes de tiempo, como si eso garantizara alguna ventaja.

Ya se escuchan nuevamente las promesas, los cuentos de que podremos estar mejor, y por supuesto, las culpas echadas unos con otros por el malestar nacional, “no fui yo, fuiste tu” o “ tu me dices y yo te digo” es el pan nuestro de la política nacional donde cada quien quiere vestirse de héroe y dejar al otro como villano.

Lo cierto es que no importa si cada quien lo hizo mal en su momento, es como si eso ya no contara o nunca hubiese ocurrido. La política es un terreno cambiante, donde el que está arriba pasa a ser el malo y los de abajo, son los defensores de los intereses del pueblo, aunque lo hayan hecho mal cuando tuvieron su oportunidad.

No dejan de sorprender con sus argumentos y con sus calificativos a la administración pública mientras los que están en el poder achacan a malas gestiones pasadas los problemas existentes.

Verdad o mentira, nunca nadie asume nada, la pelota siempre la tiran en la otra cancha, pero siempre el que habla entiende que puede hacerse mejor.

Mientras, la población sigue sumergida en pobreza, hambre, mala educación, inseguridad, y añada usted más a la lista porque ahí no para.

Se acerca la temporada del pica pollo y los 500 pesos, donde todos “jocean” lo suyo, sin que el otro importe. Suena ilógico pero es real. “La política compai´, la política”.

Atentamente,
Yesika Florentino
Periodista

Yesika Florentino

Yesika Florentino