Articulistas

Los haitianos tienen necesidades, pero…

Los haitianos tienen necesidades, pero…

Cientos de haitianos se apretujan para cruzar la frontera y participar en los mercados binacionales donde venden y compran mercancías.

Los haitianos tienen necesidades, pero el Estado dominicano tiene necesidad imperiosa de que lo defiendan en su soberanía y autodeterminación, en su integridad territorial e identidad nacional.

Las Fuerzas Armadas tienen unas obligaciones constitucionales que cumplir. Solo así se evitará un violento conflicto insular. Actúen.

Los haitianos tienen necesidades, pero los que tienen “necesidad” de quitarse de encima la responsabilidad del desastre que representa Haití, como  Estado fallido son los Estados Unidos y el  grupo CORE.

Los militares dominicanos deben responder a los intereses dominicanos. No se pueden perder en eso sin provocar un desastre insular.

Los haitianos tienen necesidades, pero ese juicio desafortunado del ministro de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa, ”de que la necesidad tiene cada de hereje y que los haitianos tienen muchas necesidades…”, también aplica para los dominicanos en general y los guardias en particular: lo que se derive de esa situación no sera bueno para nadie.

El ministro Carlos Luciano Díaz Morfa en un recorrido por la frontera, en donde afirmó que los haitianos están entrando a territorio dominicano.

Los haitianos tienen necesidades, pero los pasos ilegales por la frontera y los caminos de montaña son muy conocidos, así como los traficantes de ilegales. Con voluntad, inteligencia y energía se pueden reducir bastante. Antes y ahora lo que hay es tráfico incesante y creciente con apoyo de grupos poderosos. !Hasta un día, que quiera Dios que nunca llegue, que será terrible!

Los haitianos tienen necesidades…pero las FF. AA. deben saber que tienen un deber constitucional que cumplir: si no lo hacen están poniendo en entredicho su existencia.

Entonces, será el pueblo dominicano el que defenderá su existencia como nación,  !pase lo que pase!

El mando político y militar debe tener eso bien claro. Los haitianos tienen necesidades, pero el muro es una necesidad nacional, siempre que haya voluntad del liderazgo político y militar de cumplir con sus responsabilidades.

Sí no existe ese compromiso será un relajo engañoso que solo encarecerá el tráfico mafioso que existe en la frontera.

El muro será entonces de otro tipo, algo tremebundo. Los haitianos tienen necesidades… pero la lógica de “las necesidades de los haitianos” es la que permite que las maternidades estén repletas de haitianas que vienen a parir;  que dominicanos estén siendo  desplazados de mercados laborales y sus salarios y condiciones de trabajo sean deprimidas; que las montañas y la frontera estén “cundías” de asentamientos haitianos; que haya captura registro civil para la suplantación de identidades.

Los haitianos tienen necesidades, pero el alto mando militar dominicano no puede tener el mismo enfoque del Centro Bonó sobre el complejo problema haitiano; hay un drama humano doloroso que nadie discute, más un enfoque equivocado, permisivo, “ humanista”, puede conducir al infierno de un conflicto de poblaciones y a la intervención internacional.

Los haitianos tienen necesidades, pero las señales que se envíen ahora evitarán un problema mayúsculo donde los dominicanos tendríamos mucho que perder, o lo precipitarán.

Sabemos que el pueblo haitiano pasa por uno de sus momentos más dramáticos, más también sabemos que la solución a sus problemas no está en República Dominicana.

Los militares dominicanos deben ser parte esencial de la solución, ayudando a demostrar que “no hay solución dominicana”.

Los haitianos tienen necesidades, pero son muchos los que nos preguntamos si el gobierno de Luis Abinader y el mando militar tendrán la determinación de contener crisis de refugiados, que es lo que viene preparándose desde hace años-como lo prueban el Plan de Contingencia sobre Flujos Masivos se Migración que elaboró el INM, con apoyo norteamericano y de ACNUR  y OIM,

y el Anexo del antinacional del Acuerdo de Precheking suscrito con EEUU. Por eso hay que organizar un poderoso movimiento patriótico y nacional, estilo Trinitaria, listo para  responder en todos los escenarios.

 Los haitianos tienen necesidades, pero ante todo, sin dejar de ser solidarios y generosos, los dominicanos debemos responder a la suprema necesidad de salvar la Patria de los Trinitarios y Restauradores, y honrar los incontables sacrificios de todas las generaciones precedentes. Cuanta razón tenía Winston Churchill cuando dijo: “La debilidad no es lo mismo que la traición, pero con mucha frecuencia provoca las mismas desastrosas consecuencias”.

Actuando ahora con firmeza y coraje, enviando señales correctas en el presente, nos vamos a ahorrar muchos conflictos sangrientos y dolorosos mañana, esos conflictos que nos están creando la sinrazón de asumir que podemos hacernos cargo de “las necesidades de los haitianos”, para complacer a los poderosos de aquí y a los poderosos del mundo, aunque implique destruir la nación dominicana.

Pelegrín Castillo Semán

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos