Articulistas

Mantener la esperanza

Mantener la esperanza

Ernesto Guerrero

Cuando se creía que la epidemia estaba terminando, se confirma que la variante Delta puede contagiar a las personas vacunadas y si bien, produce una infección leve, la persona puede contagiar a otros. Utilizar la mascarilla en lugares cerrados, aun si usted tiene las dos dosis de vacuna, son parte de las nuevas recomendaciones de las autoridades sanitarias en EE. UU.

En base a muestras tomadas en mayo, el ministerio de salud dominicano niega la presencia de esta variante Sin embargo, dadas las características epidemiológicas del último brote y las condiciones geopolíticas en que nos encontramos, es más sensato concluir que todavía no ha sido identificada, pero que pronto estará con nosotros, por lo que debemos prepararnos.

El aumento de turistas, la desescalada de medidas económicas, y la apertura de las escuelas son disposiciones necesarias, pero deben ser tomadas con prudencia, y sin abandonar las medidas de prevención y vigilancia epidemiológica que, por el contrario, ahora deben de ser reforzadas.

Aunque lo casos y fallecimientos parecen estar reduciéndose y el gobierno se vanagloria de haber vacunado a cuatro millones con dos dosis, debemos ser cautos por las siguientes observaciones: 1.- apenas estamos a mitad de camino para lograr la ansiada inmunidad colectiva (80% de la población). 2.-dos dosis de vacuna Sinovac son insuficientes para detener los contagios. 3.- La probable aparición de nuevas variantes y 4.- La incógnita de la epidemia en Haití.

La adquisición y aplicación de una tercera dosis con la vacuna Pfizer fue una medida acertada para aumentar el nivel de inmunidad frente a la variable Delta. Conocida la efectividad y disponibilidad de las vacunas, se impone: aplazar la utilización de Sinovac e inocular la primera, segunda y tercera dosis con Pfizer, sin caer en la tentación de una tercera dosis con las vacunas chinas.

Regresar a la normalidad será una tarea difícil pero no imposible, enfrentamos un virus nuevo que sigue evolucionando.

Hay quienes apuestan a que se hará endémico y estará con nosotros por muchos años. Las normas y directrices sobre COVID seguirán cambiando y adaptadas a los nuevos hallazgos científicos. Tenemos herramientas que han probado ser efectivas. Vacunar es la consigna, aun sea imponiendo medidas particulares a los indecisos.

Por: Ernesto Guerrero
[email protected]


El Nacional