Béisbol Deportes

Metros toman ‘decisión de béisbol’ sobre Robinson Canó

Metros toman ‘decisión de béisbol’ sobre Robinson Canó

Robinson Canó

NUEVA YORK — Mientras los Metros reflexionaban sobre el futuro de Robinson Canó durante el fin de semana, el gerente general Billy Eppler reunió toda la información necesaria y se la transmitió al dueño del equipo, Steve Cohen. 

Eppler le dijo a Cohen que su departamento de operaciones de béisbol creía que el mejor curso de acción sería designar al deprimido Canó para asignación. Eppler también le dijo a Cohen que hacerlo significaría comerse los aproximadamente $37.5 millones restantes en el contrato de Canó. Cohen tendría que pagar esos dólares de una forma u otra. 

Cohen absorbió la información y luego le dijo a su gerente general: «Toma la decisión de béisbol». 

Puede parecer un concepto simple, pero es uno que los egos y la economía a menudo evitan que suceda. Una y otra vez, los equipos alrededor del béisbol se aferran a estrellas envejecidas debido al dinero que se les debe. Los Metros han sido culpables en muchas ocasiones. 

Pero los Metros de Cohen son algo diferente, en parte porque su propietario tiene un valor reportado de $ 17 mil millones. Los Metros de Cohen simplemente quieren ganar. 

El lunes, eso significó deshacerse de Canó para poder quedarse con Dominic Smith, Luis Guillorme. J.D. Davis y Travis Jankowski en su lista. Canó bateaba apenas .195/.233/.268 en 43 apariciones en el plato. Los Metros también enviaron al relevista Yoan López a Triple-A Syracuse para cumplir con la reducción del tamaño del roster de la MLB de 28 a 26 jugadores. 

“No se puede pedir un mejor apoyo que el que nos ha brindado Steve”, dijo el manager Buck Showalter. “Puedes decir cuánto ama a los Metros y a los fanáticos. Confía en las decisiones que se toman”. 

Eso no significa que esta decisión haya sido fácil. Para Eppler, quien conoció a Canó cuando ambos trabajaban para los Yankees a mediados de la década de 2000, la decisión fue emotiva, por razones completamente ajenas al dinero. Para otros jugadores de los Metros, la noticia fue difícil de digerir. A pesar de todo su bagaje, a pesar de todas sus luchas, Canó siguió siendo una figura muy querida dentro de las paredes del camerino. 

Poco después de que Eppler y Showalter le dijeron a Canó que lo designarían para una asignación el domingo por la noche, el camerino adquirió un tono fúnebre. 

“Especialmente Robbie Canó, ha estado presente durante tanto tiempo en este juego”, dijo Davis. “Ha sido un ícono aquí en Nueva York. Y ha sido una pieza central en este camerino. Ha sido un líder. Perderlo definitivamente quita un poco de viento a nuestras velas». 

Canó llegó a los Metros junto con el cerrador Edwin Díaz en un canje de diciembre de 2018, la primera transacción significativa del mandato de Brodie Van Wagenen como gerente general. Dada la edad avanzada de Canó en ese momento, estaba entrando en su temporada de 36 años, el acuerdo fue recibido con un escepticismo significativo

. Se volvió aún menos popular cuando Canó tuvo problemas en 2019 y, dos años después, recibió una suspensión de temporada completa por violar la política de MLB de drogas para mejorar el rendimiento. 

Aun así, la inclusión de Canó en la lista del Día Inaugural de los Metros nunca estuvo en duda, en parte porque las reglas de la MLB estipulaban que los equipos podían llevar 28 jugadores para el mes de abril. La fecha límite para reducir las listas a 26 era el mediodía ET del lunes, lo que obligó a la decisión del equipo. El club podría haber enviado a Smith, Guillorme o Davis a las Menores, dándole más tiempo para evaluar a Canó. En cambio, los Metros optaron por designar a Canó para asignación y comerse la mayoría de los $40.5 millones que le deben hasta 2023. 

Así terminó el difícil mandato de Canó, quien estaba en un arco del Salón de la Fama antes de dar positivo por PED por primera vez con los Marineros en 2018. Una segunda prueba positiva con los Metros probablemente destruyó cualquier oportunidad restante que Canó podría haber tenido de ingresar a Cooperstown a pesar de su línea de barra de .302/.352/.490 de carrera con 335 jonrones, 571 dobles y 1,305 carreras impulsadas. 

Canó sigue siendo mejor conocido por sus nueve temporadas con los Yankees, que incluyeron cinco apariciones en el Juego de Estrellas y un título de Serie Mundial en 2009. 

Los Metros técnicamente tienen siete días para canjear a Canó o colocarlo en reclamos absolutas, y Eppler dijo que haría todo lo posible para acomodar a la estrella envejecida, posiblemente un canje, pero de lo contrario una oportunidad de jugar en las Menores o recibir su liberación. 

Dado el salario de Canó, el deseo de tiempo de juego y la popularidad a lo largo del juego, un licenciamiento es el resultado más probable. En ese momento, cualquier equipo podría fichar a Canó por el mínimo de la MLB, pagando los Metros el resto de su salario. 

“Estoy seguro de que es alguien que dentro de cinco o diez años me encontraré con él en la isla, o en Florida, Nueva York o en algún lugar, y compartiremos algunos buenos recuerdos juntos”, dijo Eppler. “Pero anoche no fue uno de ellos”. 

Roosevelt Comarazamy

Roosevelt Comarazamy