Actualidad Gobierno

Miles se concentran en el Estadio Olímpico para misa centenaria

Miles se concentran en el Estadio Olímpico para misa centenaria

La eucaristía fue oficiada esta mañana en el Centro Olímpico, entre otros, por Francisco Ozoria, Héctor Rodríguez, Faustino Burgos, Benito Angeles, entre otros prelados. Guillermo Burgos

Bajo  candente sol miles de feligreses católicos abarrotaron hoy el Estadio Olímpico Félix Sánchez para celebrar el centenario de la coronación de la Virgen de La Altagracia. 

En medio de un amplio dispositivo los creyentes exhibían estampillas, cuadros y otras imágenes alusivas a la Virgen de La Altagracia, en los cien años de coronación, en un evento en que estuvieron presentes decenas de sacerdotes.

Los fieles católicos  vociferaban «María de La Altagracia, ruega por nosotros» y comenzaron a llegar del interior del país desde las 7:00 de la mañana.

 Al acto de celebración, próximo a las 10:00 de la mañana, se presentaron la vicepresidenta Raquel Peña, la primera dama Raquel Arbaje, el presidente del Senado, Eduardo Estrella y el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco.

Monseñor Edgar Peña Parra durante la eucaristía en el Centro Olímpico.
Monseñor Edgar Peña Parra durante la eucaristía en el Centro Olímpico.

Previo a la ceremonia, las artistas Jackeline Estévez y Celinés Díaz ofrecieron un espectáculo artístico a los feligreses que acudieron al lugar a rendir tributos a la también «protectora del pueblo dominicano».

La carroza con el cuadro de la Virgen de La Altagracia llegó a las 10:47 al Estadio Olímpico Félix Sánchez, escoltada por miembros de las Fuerzas Armadas.

 La misa fue oficiada por monseñor Héctor Rodríguez Rodríguez, de la Diócesi de La Vega, monseñor Amable Durán Tineo, monseñor Benito Angeles Fernández,  Faustino Burgos Brisman, y monseñor Francisco Ozoria.  

Más temprano estuvo en el Pabellón de la Patria, donde se realizó un acto patriótico encabezado por el presidente Luis Abinader y el comité organizador, donde se rindieron honores.

Además, se escucharon las palabras del Santo Padre, a través de su delegado Edgar Peña Parra, quien entregó como ofrenda la Rosa de Oro, una distinción papal que data de tiempo antiguo.

Como consecuencia de la procesión de La Virgen de La Altagracia, un gran taponamiento imperó en las principales vías del Distrito Nacional.

La imagen de la Virgen de La Altagracia fue coronada por primera vez en 1922, durante el pontificado de Pío XI.

Ante los cien años de la coronación canónica de la Virgen de la Altagracia, la Iglesia católica desde ayer realiza una serie de actividades en conmemoración a la madre y protectora del pueblo dominicano, como pasó aquel 15 de agosto de 1922.

La celebración comenzó al mediodía de ayer con una misa en la Basílica Catedral Nuestra Señora de la Altagracia presidida por el delegado del papa Francisco, monseñor  Peña Parra.

En la tarde, la imagen de la Virgen salió desde la Basílica de Higüey hacia Santo Domingo. La virgen fue escoltada por agentes de la Armada  Dominicana y acompañada de obispos, sacerdotes y una caravana de vehículos.

A las 7:55 de la noche en el Monumento Fray Antonio de Montesinos fue recibida por el arzobispo de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria la imagen, la cual llegó rodeada de flores, mientras cientos de niños, jóvenes, adultos y ancianos vociferaban: “¡Que viva la Virgen de la Altagracia! ¡Que viva!”.

Te puede interesar leer: EN VIVO: Clausura del Año Jubilar Altagracia, en el Estadio Olímpico Félix Sánchez.

La imagen fue entregada por monseñor Jesús Castro Marte, obispo de Higüey, quien expresó su alegría “porque de nuevo la madre del pueblo dominicano se encuentra en Santo Domingo”. Aclaró que la entregaba “solo por un ratico”.

Procesión

A las 8:20 inició la procesión hacia la Catedral Primada de América, en la Ciudad Colonial, para una vigilia hasta las 6:00 de la mañana de este lunes.

La vigilia fue transmitida por diferentes plataformas digitales a nivel nacional e internacional.

A las 9:20 de la noche llegó la imagen de la Virgen a la Catedral, donde cientos de creyentes se encontraban dentro del santuario esperando por ella.

Con una orquesta de música compuesta por un pianista, dos trompetas y aproximadamente 10 cantantes, fue recibida la Virgen de La Altagracia, mientras las personas aguardaban la mayoría paradas de sus asientos su esperada llegada.

La virgen

Nuestra Señora de la Altagracia o Virgen de la Altagracia es una advocación mariana católica considerada como la «madre protectora y espiritual del pueblo dominicano». Su fiesta patronal es el 21 de enero, día festivo no laborable en  República Dominicana en el que muchos fieles devotos de la virgen concurren desde todo el territorio dominicano a la basílica de Higüey, en la provincia La Altagracia.

Algunos historiadores y párrocos de la Iglesia católica mencionan que a partir del 12 de mayo de 1502 la imagen es llevada a una parroquia en la Villa de Salvaleón, Higüey, bajo las órdenes del obispo de Santo Domingo, García Padilla, ya que en esa época habían llegado a Higüey los hermanos Trejo, Alonso y Antonio, quienes habrían traído la imagen de la Virgen de La Altagracia al país. Estos provenían de Plasencia, localidad de la Comunidad Autónoma Extremadura, España con familia en Garrovillas de Alconetar; fue en Extremadura en la localidad de Garrovillas de Alconetar, según cuenta la historia, donde la Virgen María se le apareció a una pastorcilla encima de una peña.

Batalla

El 21 de enero  de 1691 se llevó a cabo la Batalla de la Sabana Real,  donde se dice que la Virgen ayudó al  ejército español derrotará al  francés.

Víctor Martínez

Víctor Martínez: Pastor evangélico, y periodista de larga experiencia. Siempre dispuesto a servir a los demás. Director del digital Elguardian.com.do