Articulistas

Moneda alimentaria

Suena raro en el contexto rural agrícola. Pero en el nuevo esquema de reservas, compras y pagos virtuales ofrece oportunidades de capitalización en beneficio de las fuerzas productoras de alimentos, sector en el que los países como el nuestro tenemos mucho que aportar y aprovechar.

Como instrumento de captación de recursos una criptomoneda resultaría un medio global unificador que contribuiría a crear un nuevo patrón de pago cuyas características vendrían a reforzar otros aplicados por décadas de manera exitosa.
Estaríamos, entonces, ante la ampliación o una vía alterna, complementaria a los bien acreditados bonos soberanos para apoyar la producción agrícola que exitosamente han operado en varias regiones de nuestro continente.

Factor que da valor agregado a una actividad imprescindible altamente competitiva, con la regulación del Estados y organismos competentes, a saber, la Organización Mundial del Comercio (OMC), los Estados Unidos y los de la Unión Europea, entre otros.

Hablamos de papeles efectivos hasta ahora en más de un 50%, aplicados de manera sostenida en Brasil, Chile y Argentina. Por ejemplo, los Certificados de Producción Rural (CPR), instrumento utilizado en Brasil en la acción conjunta público-privada [PP] del Estado y las cooperativas de productores de azúcar, soja y maíz.

En este caso, los productores rurales brasileños, agrupados en cooperativas, venden sus cosechas por adelantado, recibiendo hasta el total del valor negociado.
Los CPR están vinculados a una garantía de seguro proporcionada por aseguradoras mundialmente acreditadas.

Esto les otorga un alto valor de negociación en el mercado primario si el emisor busca recursos para producir, y en el mercado secundario, cuando el adquirente desea negociarlos garantizados en puestos de bolsas.

De manera que la ruta hacia el establecimiento de una moneda agrícola que garantice la seguridad alimentaria universal tiene un efectivo precursor en los bonos, lo cual facilita el paso de un instrumento a otro.

Por. Eduardo Álvarez

cenitcorp@gmail.com

El Nacional