Cójanlo

Panorama sombrío

Panorama sombrío

Petróleo de Texas

El incremento de los precios del petróleo, las materias primas y el transporte marítimo plantea un panorama perturbador.

Más inquietante todavía si se le agrega la competencia desleal en productos populares. El Gobierno ha garantizado que no habrá problemas de abastecimiento durante las navidades, pero de todas maneras las alzas son preocupantes.

Y con la tensión generada por el pulso entre China y Estados Unidos, las dos principales potencias económicas y políticas, no se sabe lo que puede pasar.

A causa de factores externos el consumidor ha sido víctima de una escalada alcista de los precios de los artículos de primera necesidad.

Y conforme al panorama se teme que después de las navidades la población enfrente una inflación que se convierta en dolor de cabeza para los sectores de más bajos ingresos.

En cuanto al petróleo, que ronda los 84 dólares el barril, las autoridades nada pueden hacer, así como tampoco con el transporte marítimo. Lo que más pueden hacer es orientar a la población sobre una crisis que sectores políticos le atribuyen con el propósito de pescar en río revuelto, pero es obvio que las perspectivas son sombrías.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos