PGR se desliga caso de Marino Zapete

15_Actualidad_02_1ok,p02


La Procuraduría General de la República se desligó hoy del sometimiento a la justicia del periodista Marino Zapete, quien denunció que el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez se querelló contra él con el propósito de que sea condenado por difamación.
La directora de relaciones públicas de la PGR, Julieta Tejada, dijo esta mañana que esa institución no tiene que ver con el sometimiento a la justicia del comentarista.
“La Procuraduría no tiene nada que ver con eso. Es una ciudadana que se ha sentido agraviada y que ha actuado en justicia conforme a la ley. El Ministerio Público no tiene nada que ver con esa acción”, precisó Tajada.
Zapete denunció que el procurador Rodríguez, se ha querellado contra él para enviarlo a la cárcel por seis meses y que pague una garantía económica de cinco millones de pesos por daños a la imagen de su hermana, Maybeth Virginia Rodríguez Sánchez.
El comentarista publicó en su cuenta de Twitter (@Mzapete) que en los últimos meses ha sido acosado y perseguido por el representante del MP.
“Denuncio ante el pueblo dominicano y ante el mundo que el gobierno del presidente Danilo Medina, a través del procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, ejecuta una campaña agresiva e intimidadora en mi contra, a raíz de que el suscrito presentara en televisión varios contratos firmados por su hermana Maybeth Virginia Rodríguez Sánchez, en nombre de una empresa denominada Grupo Asimra, SRL, en violación de lo que establece la ley de Compras y Contrataciones Públicas”, dice la carta publicada en su cuenta de Twitter (@mzapete).
Precisó que una de las acciones del procurador fue amenazar al propietario de Teleradio América, lo que provocó la cancelación de su programa que era transmitido en esa televisora.
“Como si quisiera burlarse del suscrito, el procurador hizo circular una carta dirigida a mi persona, firmada por su hermana Maybeth Rodríguez, en la cual exigía ‘retractarme’ de la denuncia presentada en el mismo programa que él había gestionado cerrar, bajo amenaza de ser perseguido judicialmente”, señala la comunicación.