PRD cumple 74 años en medio  división



http://img1.elnacional.com.do/image/article/282/209x400/0/17C0B93C-8E7C-4516-8AC7-2190EB37E813.jpeg

El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) arriba hoy al  74º aniversario de su fundación en medio de una división, que ha caracterizado a esa organización desde su creación. Un 21 de enero del  1939, un grupo de dominicanos  cansado de la tiranía implantada por Rafael Leónidas Trujillo Molina, decide fundar  en  La Habana, Cuba, una organización política para instaurar la democracia que había sido cercenada por una de las dictaduras más férreas de la región.

Sus fundadores fueron Juan Bosch, Ángel Miolán, Nicolás Silfa, Enrique Cotubanamá Henríquez, Juan Isidro Jiménez Grullón, Virgilio Mainardi Reyna, Lucas Pichardo, José Manuel Santana (Pipi) y  Telma Frías.

Estas personas formalizaron todas las inquietudes de lucha contra la tiranía trujillista, aprobando una doctrina de partido y unos estatutos. Fue la primera manifestación orgánica en ese sentido. El PRD se fundó con el objetivo de acelerar la liquidación de la tiranía de Trujillo y luchar por un mejor porvenir para el país.

Desde su fundación se ha caracterizado por la divergencia entre su dirigencia y por las rebatiñas internas. Es  una de las entidades políticas que más  ha contribuido a  la democracia dominicana.

La primera seccional  se fundó  en  Nueva York en  la residencia de Juan M. Díaz (Juanito). Para la formación viajaron a Nueva York, Juan Isidro Jiménez Grullón y Enrique Cotubanamá Henríquez. La dirección quedó en manos de Juanito M. Díaz y en esa fecha se optó por llamarle “Unión Revolucionaria Dominicana”.

Para 1940, el secretario general del PRD era el intelectual y político  Juan Isidro Jiménez Grullón, siendo otros directivos  el coronel Manuel Alexis Liz, Enrique Cotubanamá Henríquez, Lucas Pichardo, Virgilio y Víctor Mainardi Reyna y el doctor  Romano Pérez Cabral.

Posteriormente fueron creadas  seccionales en México, San Juan de Puerto Rico, Venezuela, Curazao y Aruba.

El PRD acuñó en 1940  el nacionalismo progresista, alimentado con los aportes de la Revolución mexicana de 1910. El Partido Revolucionario Dominicano se mantuvo (PRD) en el exilio luchando, organizando y conspirando contra el régimen dictatorial de  Trujillo.

Se  formaron  varias expediciones armadas hacia la República Dominicana impulsadas por grupos de exiliados que vivían  en diferentes países. La mayoría de estas expediciones armadas antitrujillistas fracasaron debido al  control que el dictador mantenía sobre el país.

Después del ajusticiamiento de Trujillo en mayo de 1961, la dirección del PRD en el exilio regresa al país, dejando atrás el método de  la lucha armada como medio para  derrocar el régimen.

El 5 de julio de 1961 llegaron al país Ángel Miolán, Nicolás Silfa y Ramón A. Castillo, en aras de  organizar el partido en todo el territorio  nacional. El 7 de julio, cientos de personas se reunieron en el parque Colón frente al recién inaugurado local del partido en la calle El Conde número 13, para el primer mitin de un partido de oposición después de la muerte de Trujillo. El mismo se inició con las palabras de la comisión del partido, encabezada por Ángel Miolán, Nicolás Silfa y Ramón Castillo.

Antes de que Juan Bosch ganara las elecciones, Nicolás  Silfa pasó a formar filas con Joaquín Balaguer, a quien le aceptó un cargo, actitud que fue considerada como una traición por algunos perredeístas.

 Juan Bosch regresa a la República Dominicana (1961) y se postula a la presidencia en las elecciones de 1962, al frente del Partido Revolucionario Dominicano.  Bosch asume el poder el 27 de febrero de 1963, pero su gobierno fue derrocado  con apenas siete meses, por sectores de poder que se oponían a los cambios implementados por el político y escritor.

Juan Bosch participa nuevamente en las elecciones de 1966, pero resulta vencido ante el Partido Reformista, encabezado por Joaquín Balaguer, a causa mayormente de una campaña sucia efectuada por este último en contra de  Bosch, además  de recibir amenaza de muerte si salía a hacer campaña.

 Por otro lado,  Estados Unidos apoyaba claramente al sangriento régimen balaguerista, cumpliendo así con lo dicho por el presidente John F. Kennedy, de que prefería un régimen sangriento de categoría trujillista, a otro régimen comunista en el hemisferio.

En 1970, el PRD se abstiene de la participación en las elecciones por no considerar el clima  apto para un certamen diáfano y transparente, pero José Francisco Peña Gómez contemplaba, al contrario de la decisión de Bosch, que lo mejor era fortalecer el partido por la vía democrática y no dejarlo en el aire, desde ahí se inicia la división.

En 1973 Bosch decidió marcharse del PRD formar el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

La división en el PRD se ha vuelto a acrecentar entre la tendencia que encabeza Hipólito Mejía y el presidente de la organización, Miguel Vargas Maldonado, con el sometimiento a juicio disciplinario al exmandatario y a Andrés Bautista García, presidente en funciones, así como sanciones al secretario general y de organización, Orlando Jorge Mera y Geanilda Vásquez, respectivamente.