Promueven iniciativa medioambiental-turística sostenible



Montecristi.- El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Ministerio de Turismo, con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), a través del proyecto Biodiversidad Costera y Turismo (BCYT); transformaron decenas de  barcas de los pescadores de Estero Balsa en obras de arte, inspiradas en los colores, formas y texturas de las variedades del pez loro que se encuentran en las aguas del Caribe y en peligro de extinción.

 Dicha iniciativa promueve una jornada de sensibilización que tuvo como eje central la colaboración del colectivo español Boa Mistura.

 Explica que los comunitarios de esa localidad están conscientes de la importancia de preservar los recursos naturales y los ecosistemas que le rodean, en especial el hábitat de manglar como entorno clave para el refugio y criadero de peces, por lo que se han mostrado comprometidos a conservarlo y a sensibilizar sobre la importancia de conservar al pez loro que también es clave para el enorme potencial de buceo existente en la zona y su cercanía con los Cayos 7 Hermanos.

 Gracias al empoderamiento de la comunidad de Manzanillo unas 50 barcas quedaron listas de acuerdo a las propuestas lideradas por el colectivo artístico.

 El pez loro es una especie de alto valor para los ecosistemas de playa del Caribe, ya que mantiene limpio los corales y es un importante productor de arena para las playas aprovechadas por el turismo. La especie está protegida bajo la resolución023/2017, que prohíbe la pesca y consumo de la especie.

 De igual forma la comunidad pesquera de Estero Balsa, a través de su Asociación de Pescadores, se comprometió en pro de la  conservación y aprovechamiento turístico del Parque Nacional Manglares de Estero Balsa, uno de los ecosistemas de manglar más significativos del país; para acordar zonas de reserva pesquera que sirvan para la repoblación de las especies marinas.

 Esta iniciativa también busca promover el potencial del avistamiento de aves costeras, así como la limpieza y adecuación de servicios del área costera de Estero Balsa.

De igual forma,  como comunidad se han organizado para demostrar su interés en actividades de turismo sostenible como medio de vida alternativo para las futuras generaciones y una motivación para conservar el medio ambiente y los recursos naturales.

Los organismos manifestaron que seguirán trabajando con la comunidad de Manzanillo para fomentar la elaboración y promoción de un producto turístico sostenible para la zona, basado en la conservación de los recursos naturales y el patrimonio subacuático de la zona.