Articulistas

Propuestas

Propuestas

Eduardo Álvarez

Combatir la covid-19 es uno de los grandes desafíos enfrentados con eficacia por este gobierno.  La cobertura de vacunación, lo cual rebasa el 70 por ciento de la población más vulnerable a los efectos de la pandemia, muy por encima de la media mundial, incluyendo puntales económicos muy desarrollados.

En algunos países las metas han sido aplazadas, incluso para culminar en el 2023, con sistemas financieros y monetarios desarticulados en algunas economía.

Esquema que, sin embargo, se mantiene cohesionado en nuestro país, preservando la estabilidad económica, reduciendo significativamente la brecha de desigualdad social.

El auge de los programas sociales, enfocados en la seguridad social, la salud pública, la alimentación y la vivienda, son una muestra palpable de cuánto es capaz de lograr un estadista decidido a gobernar eficientemente con equidad y justicia. El reto asumido con determinación por el presidente Luis Abinader ha ido más allá de las soluciones inmediatas que demanda la presente crisis sanitaria.

La amenaza pende aún, como espada de Damocles, sobre el planeta, con variables de la infección que aumentan los riesgos, resultado de una interconexión mundial de la cual nos estamos exentos. Esto nos obliga a mantener la prudencia y observar con cuidado y respeto las normas preventivas de los organismos de salud del Estado.

La enérgica y ponderada gestión del presidente Abinader, en medio de la crisis,  sobresale también por el inteligente manejo de la economía con un crecimiento sostenido y ajustes de gastos públicos en áreas pertinentes, posibilitando en uso de recursos en áreas prioritarias, como la salud citada.

Guardando, desde luego, un equilibrio en la inversión de capital dirigida a la conservación y mantenimiento de los servicios públicos. Medidas y acciones posibilitadas por la recuperación de la confianza y el reposicionamiento logrado en esta administración en los mercados mundiales, sobre todo en los de mayor potencial de inversión, turismo y comercio.

Por: Eduardo Álvarez [email protected]

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos