El semáforo

Protestas y violencia en Colombia

Protestas y violencia en Colombia

Rojo: Iván Duque,
Presidente de Colombia.-
La violencia que ha acompañado la jornada de protestas contra su Gobierno demanda con urgencia una revisión de su política para resolver el malestar que agobia a la población. No es un acto pasajero que el Palacio de Justicia de una ciudad definida de ejemplo de pasividad como Taluá haya sido incendiado por manifestantes.

Amarillo: Ramón de Jesús Vargas,
Diputado.-
Si lo que perseguía era generar pánico para motivar la lucha contra la covid puede que lo haya conseguido con la reacción de sus colegas en el hemiciclo cuando dijo que estaba contagiado. El método que utilizó no dejará, sin embargo, de ser cuestionado. Sin proponérselo pudo convertirse en un agente de transmisión del virus.

Verde: Roberto Álvarez,
Ministro de Relaciones Exteriores.-
La diplomacia con que ha abordado el caso del río Masacre es digna de reconocimiento. Ha actuado con la prudencia y el equilibrio que el caso amerita, sin generar ningún tipo de fricción que pueda afectar la imagen del país ni empañar las relaciones con Haití. La salida del conflicto es diplomática.

El Nacional