Articulistas

Redes sociales

Redes sociales

Las redes sociales constituyen medios para establecer relaciones en todo el mundo, pues tienen millones de usuarios, aunque muchos se focalizan en la localización de familiares y amistades con las cuales hace años que no se comunican. Las redes, desde hace más de una década, han roto con el monopolio comunicacional de los medios tradicionales —comunicación unilateral, por demás— y hoy todos somos emisores y receptores, convirtiéndonos en aldea global, expresión que acuñó Marshall Mcluhan a finales de la década de los 60.
Las redes son medios de socialización y simultáneamente de insociabilidad. Se establecen relaciones virtuales, pero a la vez contribuyen a impedir relaciones personales, inclusive en la familia, al estar cada miembro conectado, pendiente a los mensajes de Whatsapp, correo electrónico, Facebook, Instagram, Twitter y otros. A veces se quiere ver si alguien dio “me gusta” a alguna foto o texto publicado.
Con las redes sociales se sugiere coger y dejar. Tomarlas como fuente cultural e informativa, pero sin descuidar las relaciones personales, la lectura, la producción económica y realidades que nos rodean.
Las nuevas tecnologías y las redes sociales son una maravilla, pues nos enteramos de acontecimientos que los medios tradicionales no divulgan. Hasta hace poco no se conocía Zoom y Skype, que facilitan las reuniones virtuales.
Pero algunas redes incentivan la transculturación, el modismo, el consumismo y la pornografía. Además, encontramos trivialidades y, peor aún, noticias falsas, en contraste con los medios tradicionales que garantizan veracidad. Esos resultados se suman a las teorías de los padres de la comunicación, como Paul Lazarsfeld, Kurt Lewin, Harold Lasswell y Carl Hovland.
Los males de las redes están a la vista, pero entre los más comunes la difamación y la injuria han hecho normas, sin que se apliquen los artículos 21 y 22 de la Ley 53-07, sobre Crímenes y Delitos de Altas Tecnologías.

Danilo Cruz Pichardo

[email protected]

El Nacional