Primera Fila

Roncha

Roncha

Roberto Álvarez, canciller dominicano.

El canciller Roberto Álvarez debe sentirse satisfecho de que sus críticas a la represión en Nicaragua causaran roncha al gobierno de Daniel Ortega.

Estados Unidos, la Unión Europea y varias naciones han condenado la detención de los precandidatos opositores Cristiana Chamorro, Arturo Cruz y Félix Madariaga, pero la protesta que indignó al gobierno sandinista fue la del ministro dominicano. La detención de Chamorro, Cruz y Madariaga mina más el proceso para las votaciones del 7 de noviembre en la nación centroamericana.

Al rechazar la declaración del canciller dominicano, Nicaragua la calificó de injerencia en sus asuntos internos. Lo más ridículo son los elementos que invocó el régimen sandinista para rechazar los atropellos a los derechos humanos que le han atribuido las naciones democráticas. Álvarez evidenció incidencia en los problemas de la región.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos