Temen Puerto Rico sufra otro colapso económico

Ricardo Rosselló


San Juan, Puerto Rico. Varios economistas y analistas advirtieron ayer que el Estado Libre Asociado de Puerto Rico podria sufrir otro colapso económico.

Esto debido a que no se ve una mejoría fiscal que permita cumplir con todos los acuerdos de reestructuración de deuda publica, retomar los pagos de las otras obligaciones y evitar acercarse nuevamente a una quiebra financiera del gobierno que encabeza Ricardo Rosselló Nevares, del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Según la Junta de Supervisión Fiscal, el reajuste de la deuda gubernamental ascendente a más de $70,000 millones bajo el Título III de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa) podría estar listo para finales de este año.

De inmediato, el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Christian Sobrino Vega, expresó que en efecto, al completar la reestructuración de toda la deuda, también deberán retomar los pagos del resto de las obligaciones, y para ello vislumbran utilizar parte del dinero ahorrado en el proceso de quiebra.

Mientras, el economista Santos Negrón, exdirector de Análisis y Estudios Económicos del desaparecido Banco Gubernamental de Fomento, dijo que los métodos de pago identificados por el gobierno resultan alarmantes, pues el éxodo poblacional continúa en aumento y a futuro se proyecta una merma en los recaudos gubernamentales. Prevé que no se podrá cumplir con los pagos.

En ese sentido, el experto advirtió que ”la falta de transparencia ha ocasionado que el gobierno tome decisiones fundamentales con información vaga que podría inducir las proyecciones a error y no sostenerse una vez culmine el Título III.

“Yo veo bien difícil que el gobierno pueda cumplir con los acuerdos y obligaciones. Hay que pagar y se están exponiendo los peores métodos. Luce paralizante, inexplicable”, según publicó el periódico El Vocero.

Por su parte, el también economista José Caraballo Cueto, profesor en la Universidad de Puerto Rico en el municipio de Cayey, no descarta que el gobierno de Rosselló Nevares tenga que acogerse a una segunda ronda de reestructuración de deuda en los próximos cinco a diez años, producto del impago de “los generosos acuerdos a los que está llegando con los bonistas”.
Destacó que “el temor de nosotros los economistas es que los acuerdos con los bonistas van a alargar los procesos aún más,

porque a la larga van a costarle más al país. Es posible una segunda ronda de reestructuración. Los números están inflados y nos van a llevar a otra bancarrota, a la misma crisis. Esto va a impactar al ciudadano de a pie, como también al sector financiero y productivo”.

Sin embargo, y contrario a lo estipulado por los economistas, Sobrino Vega aseguró que la economía puertorriqueña no está contraída y que el gobierno experimenta un aumento significativo en recaudos.
Afirmó categóricamente que todos los acuerdos alcanzados con los bonistas son confiables, por lo que descarta la posibilidad de que la Isla tenga que acogerse nuevamente a un proceso de quiebra.