Cójanlo Página Dos

Una burla

Una burla

El presidente Luis Abinader. Fuente externa.

Los incrementos salariales en el sector público, específicamente en las entidades descentralizadas, han caído mal hasta al propio presidente Luis Abinader. No pueden caer bien, sin importar que sean legales, por las difíciles condiciones económicas de las grandes mayorías.

Los funcionarios, que no necesitan el incremento salarial para nada, debieron dar un ejemplo de ecuanimidad y sacrificio, dejándolo sin efecto.

Sectores ocultos en las redes no han tardado, con malas intenciones, en tergiversarlos. Son aumentos contemplados en las normativas de entidades autónomas y descentralizadas consignados en el pasado.

Puedes leer: Aumentos de salarios son “acciones imprudentes”, dice Abinader

El presidente Luis Abinader, que para aliviar la carga de los consumidores revocó el aumento del 9% en la tarifa de la energía contemplada en el Pacto Eléctrico, llevará el caso al Consejo Económico y Social. Los funcionarios deben renunciar a los aumentos para calmar la indignación de una población que siempre ha visto con ojeriza los altos sueldos.

La reducción de los salarios de los funcionarios fue una de las consignas enarboladas para objetar impuestos que se habían propuesto para mejorar las recaudaciones.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos