Editorial Opinión

Uno para todos

Uno para todos

Por lo expuesto por senadores que representan las cinco provincias fronterizas se ofrece la impresión de que no se aplican políticas públicas unificadas, coherentes ni sostenidas en torno a la promoción del desarrollo de sus poblaciones y la preservación del fuero territorial.

Sorprende que tres de esos legisladores denuncien lo que definen como abandono oficial de los pueblos y habitantes de la zona fronteriza y otro reclame del Gobierno asumir el control total de la frontera, como si esa no fuera la obligación de las tropas militares acantonadas en la región.

Los senadores Dionis Sánchez (FP-Pedernales), Iván Lorenzo (PLD-Elías Piña), Valentín Medrano (PLD-Independencia), David Sosa (FP-Dajabón) y Ramón Pimentel (PRM-Montecristi), acudieron como invitados al almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, durante el cual describieron un panorama difícil y complejo de la frontera.

El pedimento de mayor inversión y de reglas claras para afrontar los males que confrontan las provincias fronterizas fueron similares a los cincos senadores, aunque cada quien presentó su propio rosario de vicisitudes que a final de cuenta son comunes a los 392 kilómetros de frontera y poblaciones adyacentes.

No hay que ser erudito en temas fronterizos para afirmar que se requiere una inversión en proyectos conjuntos en sectores agrícola, sanidad, seguridad, migración, educación, promoción de comercios y exportaciones, pero no se conoce la promoción de iniciativas legislativas conjuntas en esa dirección.

Es obvio que cada senador confiera prioridad a necesidades de su provincia, pero como ocurre en muchos otros países, los legisladores deberían formar caucus o grupo congresuales para promover y defender leyes o resoluciones de interés para esa región.

No parece prudente que los legisladores se enfrasquen en competencia para lograr inversión pública o privada, porque siempre en coyuntura determinada una provincia puede captar mayores capitales, por lo que sería más provechoso si se aplica una cooperativa de esfuerzos y gestiones.

Gestiones de inversión y desarrollo en la zona fronteriza deberían ser tramitadas en conjunto por los legisladores al Gobierno, lo mismo que denuncias sobre componenda en ingreso de indocumentados remitidas al Ministerio Público, algo así como la celebrada expresión de Los Tres Mosqueteros, de Alejandro Dumas, de “uno para todos y todos para uno».

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos