Articulistas Opinión

USA 2024

USA 2024

Chiqui Vicioso

Llegué a tiempo para las primarias en USA, un proceso electoral donde se eligen los gobernadores. Y debo confesarles mi asombro por el resurgimiento de Trump, a quien después de los eventos del asalto al Capitolio consideraba un cadáver político.

Las encuestas actuales le otorgan a Trump un cuatro por ciento por encima de Biden, pese a todos sus esfuerzos para recuperar la economía; reducir el desempleo; preservar la seguridad social y expandir el seguro de salud.

Un fenómeno muy interesante es que por primera vez en la historia de este país, la comunidad de la seguridad nacional: CIA, FBI y el Consejo Nacional de Seguridad, ha salido a la luz publica para alertar contra Trump y el hecho de que este colocaría frente a esos organismos a demagogos. Para ellos Trump es un peligro nacional, quien aun se refiere a Obama como el presidente cuando ataca a Biden.

Siempre he tratado de imaginar el éxito de Hitler, que historiadores atribuyen al colapso de la clase media y su afanosa lucha por mantener sus logros (de ahí su agresiva hostilidad contra los inmigrantes).

Es el mismo colapso conque tratan de explicar el resurgimiento del Facismo en Italia, Francia, Alemania y en países que fueron modelo de Social Democracia como Suecia, Noruega y Finlandia. Y, en América Latina Bolsonaro y Milei, aunque son una amenaza latente en Chile, Colombia, y Ecuador.

Y es este terror el que explica que Trump haya aumentado el número de sus seguidores en la clase media negra, en un 19 por ciento, a la que ha prometido la deportación de 12 millones de inmigrantes; y en la clase media latina, en un 35 por ciento. Algo inexplicable cuando Trump permanentemente insulta a latinos y negros.

El caso más reciente es la elección de Mark Robinson, una bestia, en Carolina del Norte, como candidato a gobernador por los republicanos. Es un negro obeso que representa todos los estereotipos de los blancos racistas contra los negros. Trump lo llama “un Martin Luther King con esteroides”, otra ofensa.

Robinson basa su campaña en la negación del Holocausto y la masacre de los judíos; en la negación del voto a las mujeres, y la condena del aborto, aun el terapéutico, porque, confiesa, “obligó a su novia a hacerse varios”.

Lo que me asombra es que la hija de Trump, Ivana, está casada con un judío ortodoxo con quien ya tiene 4 hijos, nietos judíos de Trump.
Entonces?
Les confieso mi perplejidad y sigo reivindicando a Einstein cuando dijo:
“Hay dos cosas infinitas: El universo y la estupidez del ser humano. Y de los dos, no estoy seguro cuál lo es más”. Cosas veredes, Sancho.