Articulistas

VISION TURISTICA: Josu Ignacio Morales

VISION TURISTICA: Josu Ignacio Morales

Este pasado miércoles 14, primer aniversario de la partida de El Artístico, José Ignacio Morales, fue recordada con una eucaristía oficiada por el reverendo padreVíctor García asistido por el  párroco Cristian Mercedes, en la Parroquia  San Antonio de Padua en el sector Buena Vista Norte de esta ciudad de La Romana, en la cual su familia, sus amigos y quienes le conocieron, recordaron de la única forma en que se celebra la vida de un hombre bueno, con respeto  y callada satisfacción por lo que hizo con su vida. El acto religioso fue más que un ritual convenido porque una fecha tan marcadora como el primer año de su partida, lo determinaba.

Uno de sus amigos, Ricardo Bello,  para mejor decir, su mejor amigo y principal apoyo social en las muchas jornadas que protagonizó El Artístico en La Romana, dijo:

“Tomando palabras del pensamiento del Papa Francisco, José Ignacio fue un pecador; como todos nosotros: «El pueblo de Dios, pecador pero no corrupto, pecador que sabe pedir perdón, pecador que busca la salvación en Jesucristo» termina la cita.

En su última batalla social quienes le acompañamos, hicimos el ejercicio de buscar los defectos por los que se le pudiera atacar. Uno de los defectos de El Artístico fue la humildad, era tan humilde que molesta a los soberbios. Otro defecto de José Ignacio fue la generosidad, tan generoso, que cabreaba a los avariciosos.

Otro de sus defectos fue la laboriosidad, fue tan trabajador que afecta a los perezosos. Sin Números de defectos, como el desprendimiento que enconaba a los egoístas. Los merecimientos que le dio el mundo, mortificaban a los envidiosos. Y el peor de los defectos de El Artístico fue ser tan maestro tan maestro que vencía a la ignorancia. Pero cosas de la vida, fue tan humano que lo venció la tristeza. Por esos defectos, que fueron sus virtudes aun “Yo creo en él”.

José Rafael Sosa