Articulistas

Alma del merengue

Alma del merengue

Alberto José Taveras

Con el fallecimiento del Caballo Mayor, Johnny Ventura, nuestro país pierde un paradigma y a la vez inmortaliza lo que hoy encarna su memoria como el «Alma Nacional del Merengue».

El país y el mundo fueron testigos de un derroche espontáneo de afectos y reconocimientos que durante 3 días de duelo nacional se manifestaron en cada una de las fibras y sentimientos puros de nuestros corazones. Su despedida será sólo física porque vivirá eternamente en el espíritu de los ritmos de nuestra idiosincrasia dominicana. Su ejemplo y hoja de servicios son un legado inspirador de que se puede triunfar, alcanzar el éxito, crecer profesionalmente, servir a su país siendo humilde, noble y solidario.

Su inmenso talento, corazón y actitud combinados con su contagiosa energía y carismática sonrisa quedarán grabados como un legado inspirador para aspirar a  ser mejores personas y con su ejemplo confirmar que sí se pueden alcanzar nuestros sueños. Su legado musical fecundo desde 1956 con más de 105 producciones discográficas , 28 discos de oro, 2 de platino, 1 Grammy Latino y 1 Grammy a la Excelencia.

Johnny fue ejemplo de superación

Buscando siempre la superación personal y profesional  estudió derecho en la Universidad de la Tercera Edad, graduándose summa cum laude. Como hombre de ideales incursionó en la política y el servicio público por más de 43 años llegando a ser vicealcalde, alcalde y diputado del distrito, haciendo valiosos aportes desde sus funciones,  demostrando capacidad, compromiso de estado, honestidad y transparencia.

Estudió música y locución gracias a becas ganadas en diversos concursos musicales en los años 60s. Su prolífica carrera artística lo llevó a sembrar su contagioso estilo a nivel internacional a países como Puerto Rico, Haití, Aruba, Canadá, Jamaica; Venezuela, Curazao, Panamá, Colombia, Perú, Ecuador, Chile, Costa Rica, Guatemala, México, Saint Croix, Saint Marteen, Saint Thomas, Guadalupe, Vieques, Tórtola, Nassau, Nicaragua, El Salvador, Cuba, en casi toda Europa y la mayoría de los Estados y ciudades de los Estados Unidos. 

Recordar, escuchar y hablar de Johnny Ventura será recordar, escuchar y hablar de la dominicanidad misma, y sus diferentes apodos lo seguirán describiendo; Caballo Mayor, El Padre del Merengue Moderno, La Alegría del País, El Merenguero del Siglo, La Leyenda Viva del Merengue, La Industria Nacional de La Alegría, El Señor del Merengue, El Hijo del Pueblo, y su por siempre en nuestros corazones «Alma Nacional del Merengue».

Por: Alberto Taveras  ([email protected])

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos