Articulistas Opinión

Campaña sucia

Campaña sucia

Danilo Cruz Pichardo

La democracia dominicana es pura pantalla. En ningún país con leyes que garanticen igualdad un presidente, en búsqueda de reelección, se pasa cuatro años en campaña y mediante el uso de los recursos públicos.

Cada vez que un jefe de Estado da un simple picazo para una obra se promociona con publicidad gubernamental. ¿No es suficiente la divulgación de los medios de comunicación social?

Lo grave de todo es que los recursos del contribuyente se toman para hacer campaña sucia contra los opositores externos e internos del Gobierno.

Desde Palacio se preparan expedientes contrarios a los candidatos del PLD y de la Fuerza del Pueblo. Pero también ya inició campaña sucia contra Ramón Alburquerque y Guido Gómez Mazara.

Alburquerque denunció que las obras gubernamentales son otorgadas a Manuel Estrella, el mismo que estuvo involucrado en Punta Catalina, cuyas plantas fueron sobrevaluadas, conforme a declaraciones del propio Luis Abinader, cuando se encontraba en oposición.

Estrella es cabeza de un poderoso grupo santiagués,  propietario de zonas francas, el aeropuerto, la principal clínica, universidades, etc. Se dice que es el mismo equipo de la vicepresidenta y que hizo grandes aportes económicos en la campaña.

La respuesta contra Alburquerque no se hizo esperar. A través de los denominados influencers y plumíferos corrió como pólvora en las redes que ese gran técnico se iría al PRD. También se incluyó a Guido Gómez, quien viene insistiendo en que se publique la auditoría, de la gestión pasada, del Ministerio de Hacienda, donde hay una bomba oculta.

Se observa a Hipólito Mejía servir de fuerza de choque del presidente, al injuriar en varias oportunidades a Gómez Mazara, quien se proyecta con perspectiva de triunfo, al aglutinar el enorme disgusto que muestran los perremeístas contra Luis Abinader.

Danilo Cruz Pichardo

Danilo Cruz Pichardo