Página Dos Pulsaciones

Código Penal todavía respira

Código Penal todavía respira

El Código Penal, que se creía había pasado a una mejor vida en la presente legislatura, no solo todavía respira, sino que podría ser aprobado. Ironía de la vida, pues el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, quien lo había desahuciado es quien lo ha resucitado. Es posible que no se aprobara en la sesión del martes por el abandono del hemiciclo de la bancada del PLD.

Sin embargo, a pesar de la corriente favorable que ha surgido nada se puede adelantar sobre un proyecto tan polémico, que lleva más de 22 años dando tumbos en las cámaras legislativas. Si todavía no se ha aprobado es porque los sectores que lo favorecen y objetan no han sido capaces de conciliar sus diferencias habida cuenta de que ambos quieren un traje a la medida de sus intereses.

El proyecto, que contó con un informe favorable de una comisión bilateral, había sido aprobado por el Senado, que lo declaró de urgencia. Pero solo hizo llegar a la Cámara Baja para que aflorara la realidad: la mayoría no lo quiere. Unos porque excluye no solo las tres causales, sino por discriminatorio, desfasado y antidemocrático.

Otros porque no lo consideran lo suficientemente riguroso frente a lo que consideran desviaciones sociales. Las opiniones han estado muy divididas entre los diputados. Hay que reconocer que muchos legisladores han sido coherentes con sus posiciones, sea a favor o en contra, pero también una buena parte se ha orientado por la dirección del viento.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos