Economía

Cómo pueden responder las operaciones empresariales a las alzas de precios

Cómo pueden responder las operaciones empresariales a las alzas de precios

Antonio Novas, socio y gerente de la firma McKinsey & Company en República Dominicana.

Santo Domingo.-Las réplicas de la pandemia de la covid-19 siguen sacudiendo la economía mundial, reflejándose en el alza de los precios de los insumos mundiales, un desafío que se suma a disponibilidad de la cadena de suministro existente.

En el  caso de  Estados Unidos el  índice de precios al consumidor creció un 7.5 por ciento entre enero de 2021 y enero de 2022. En Alemania y Reino Unido, las cifras equivalentes fueron del 4.9 y 5.4 por ciento, respectivamente.

Esto aumenta la presión al alza sobre los salarios. Los costos laborales del sector privado en Estados Unidos aumentaron un 4.4 por ciento el año pasado mientras que en el sector del ocio y la hostelería, donde la escasez de personal ha sido especialmente notoria, los costos laborales subieron un 8 por ciento mientras que los bancos centrales de todo el mundo están promoviendo planes para mantener la inflación potencial bajo control.

Antonio Novas, socio y gerente de la firma McKinsey & Company en República Dominicana, entiende que, no debe causar extrañeza que los precios estén dentro de las prioridades de la agenda de los altos directivos.

De acuerdo a una encuesta periódica de McKinsey & Company difundida en octubre de 2021 entre altos directivos, se mostró que la inflación se había unido a la disrupción de la cadena de suministro como uno de los mayores riesgos percibidos para el crecimiento.

En el plano nacional, de acuerdo con el Banco Central de la República Dominicana (BCRD), se informó que la variación mensual del índice de precios al consumidor (IPC) en diciembre de 2021 fue de 0.73 por ciento, colocando la inflación interanual, medida desde diciembre 2020 a diciembre 2021, en 8.50 por ciento, cifra que sobrepasó las estimaciones realizadas por el gobernador de la institución, Héctor Valdez Albizu.

¿Por qué se disparan los precios?

No hay una respuesta sencilla. La recuperación de la demanda es un factor evidente. Después de meses de actividad mínima durante la pandemia, las empresas y los consumidores han recuperado el tiempo perdido en el último año.

Otro factor es la limitación de la oferta, pues muchas empresas habían reducido producción. Otro factor es una liquidez mayor en el mercado, pues como parte de las medidas de apoyo para enfrentar la pandemia, los gobiernos han impulsado la oferta monetaria en las principales economías hasta un máximo histórico.

La interacción de factores macro y micro está afectando a diferentes categorías de bienes y servicios de distintas maneras.Esto significa que el panorama del aumento de los precios a través de las economías y los sectores es muy variado.

En el sector agrícola, el precio del maíz y del trigo aumentó el año pasado un 44.1 y un 31.3 por ciento, respectivamente. Los precios de la carne y los productos lácteos crecieron mucho más lentamente, con un 12.7 y un 16.9 por ciento, respectivamente, mientras que el arroz cayó un 4 por ciento.

¿Cuándo terminará?

La compleja combinación de factores que ha llevado a los precios a subir de formas imprevisibles también hace que las tendencias futuras de materiales, productos o servicios específicos sean extremadamente difíciles de predecir. En algunas categorías, la pregunta clave a la que se enfrentan los compradores es cuándo volverá la estabilidad de los precios y la disponibilidad a niveles «normales».

“Creemos que las empresas pueden replantearse su respuesta al aumento de los costos. Pueden ir más allá de las palancas comerciales convencionales y adoptar un enfoque más holístico, que aborde las oportunidades de controlar los costos y reducir el impacto de la volatilidad en todo el espectro de actividades de la organización.”, explicó Novas.

El papel de las operaciones empresariales

Precisó que las operaciones empresariales son una de las áreas más afectadas por el aumento de los costos, los mismos se reflejan desde la mano de obra, energía y materiales  hasta los servicios logísticos.

Algunas de las respuestas más potentes al aumento y la volatilidad de los precios exigen cambios estructurales en las cadenas de suministro, las huellas de producción e, incluso, en modelos empresariales completos.

Novas indica que son diversas las soluciones que se contemplan. El primer paso para cualquier organización es asegurarse de que tiene un conocimiento exhaustivo de los costos subyacentes reales de los productos y servicios que compra, por ejemplo, crear un cuadro de mando que siga la evolución de los precios de las materias primas clave y otros insumos dentro de una cadena de suministro, estos datos ayudarían a las compañías a llevar a cabo negociaciones basadas en los hechos con sus proveedores, evitando aumentos de precios.

Adquirir insumos críticos de múltiples proveedores en diferentes regiones puede mejorar  la resiliencia de la cadena de suministro y la estabilidad de los precios.

Como pueden responder las operaciones empresariales a las alzas de precios
A largo plazo, las empresas podrían iniciar con una reevaluación de las decisiones de fabricar o comprar y deslocalizar así como de reducir el número de intermediarios en sus cadenas de suministro

“La posibilidad de replantear cuales son los insumos necesarios dentro de una cadena de producción y dentro de ellos, cuáles pueden ser intercambiables por los que brinden mayor facilidad de adquisición, también puede ayudar a mejorar la dependencia de una materia prima exclusiva; la idea es conservar la calidad pero estar dispuestos a variar los ingredientes”, detalló Novas, respecto a la capacidad de resiliencia y nuevas vías de solución ante el debate de precios y existencia.

A largo plazo, las empresas podrían iniciar con una reevaluación de las decisiones de fabricar o comprar y deslocalizar así como de reducir el número de intermediarios en sus cadenas de suministro, evitando a los distribuidores y proveedores de nivel medio para comprar directamente a los productores originales de materiales o componentes.

Desarrollar una estrategia interfuncional tipo “torre de control de costos de operaciones empresariales” que actúe como repositorio central de los datos de costos y analice  las estrategias de mitigación, podría resultar de gran ayuda, esta podría complementarse con representantes de alto nivel de las funciones de compras, manufactura, cadena de suministro, finanzas y comercial, quienes trabajarán juntos para identificar, cuantificar, priorizar y aplicar las palancas más prometedoras.

Ganar en cualquier caso

Novas destaca que aún las significativas alzas en los precios resulten ser transitorias, las empresas que se hayan enfocado en la mejora de sus dinámicas operacionales, gozarán de una mejor maquinaria de respuesta a futuro. 

“De cara a la inflación,  las empresas que adapten sus operaciones empresariales con rapidez y decisión para reducir su exposición al aumento de los costos estarán en la mejor posición posible para mantener los márgenes y el crecimiento aún las alzas en los precios resulten ser transitorias, pues las palancas que ayuden a la organización a responder al aumento de los costos también la equiparán con las herramientas y capacidades que necesita para prosperar cuando los precios bajen”, concluyó Novas.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos