Cójanlo

Contra símbolos

Contra símbolos

La detención en Nicaragua de antiguos sandinistas que se jugaron la vida en la lucha contra la dictadura de Somoza ratifica que en su determinación de preservar el poder el Gobierno de Daniel Ortega no repara en símbolos, ni en nada ni en nadie.

Su ambición está por encima de los principios que motivaron a las naciones democráticas a solidarizarse con la revolución para derrocar a la corrupta y represiva dinastía somocista. Símbolos como los exguerrilleros Dora María Téllez y Hugo Torres se suman a los precandidatos presidenciales arrestados en la cruzada desatada por el Gobierno para eliminar sombras en las elecciones de este año.

Las detenciones son por el infame pretexto de que los opositores han recibido colaboración financiera del exterior para conspirar contra el Gobierno. No viene al caso pero hay que recordar que fue gracias a la solidaridad internacional que Ortega alcanzó el poder en la empobrecida Nicaragua.

Si la comunidad internacional no se moviliza contra la represión Nicaragua terminará como una réplica de la Venezuela de Nicolás Maduro. Es el camino que indican los arrestos de líderes opositores.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos