Cójanlo

Crisis Venezuela

Crisis Venezuela

La mediación del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha sido un factor clave en el avance que por ahora ha registrado el diálogo entre el Gobierno y la oposición de Venezuela.

El presidente Nicolás Maduro sabe que no puede minar de obstáculos el proceso para burlarse de López Obrador, quien es un interlocutor con mucha incidencia para conseguir que Estados Unidos le flexibilice las sanciones económicas.

Tras año y medio de boicot la oposición aceptó participar en las elecciones de alcaldes y gobernadores pautadas para noviembre próximo.

En el diálogo que se celebra en México se persigue establecer un cronograma y garantías para que el proceso no se convierta en una farsa o en un traje a la medida de las ambiciones de poder del presidente Maduro.

La ronda de diálogo ha servido también para unificar a una oposición en desbandada, forzada en gran medida por las circunstancias a dejar el camino libre al Gobierno de Maduro.

En el proceso tanto el Gobierno como la oposición tienen mucho que ganar, siempre que se alcance y no, como en fracasadas rondas, trate de imponerse un consenso.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos