Pulsaciones

Del turismo: Otro enemigo

Del turismo: Otro enemigo

Algas de Sargazo

El turismo, que había comenzado a recuperarse, se ha encontrado con otro obstáculo para atraer visitantes extranjeros. Gracias a la vacunación y las oportunas medidas que se adoptaron desde el primer momento contra la pandemia del coronavirus, la industria turística dominicana fue de las primeras en ofrecer auspiciosas señales de recuperación.

Así lo reconocieron hasta organismos internacionales y lo confirma el número de visitantes en lo que va de año. Pero la industria ha encontrado en el sargazo en las playas otro enemigo que tendrá que buscar la manera de vencer para que no se detenga el proceso.

Las playas son uno de los principales atractivos del turismo en el país. Inundadas como están de una plaga difícil de evitar las consecuencias son impredecibles.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales ha hecho ingentes esfuerzos y una cuantiosa inversión para limpiar las playas, sobre todo del sargazo descompuesto que genera un terrible mal olor.

Consciente del impacto en el sector el ministro de Turismo, David Collado, sonó una clarinada al señalar que el sector privado debe hacer su aporte al fondo para combatir el fenómeno climático.

La cartera dispone de un fondo de 6 millones de dólares para enfrentar el problema, pero la industria hotelera no ha realizado el aporte que le corresponde en ese sentido. En lo que se encuentra una fórmula que evite la contaminación, el problema de las algas, por su impacto en el turismo y la economía, tiene que enfrentarse.

El Nacional