Mundo

Denuncian venta certificados de nacimiento falsos en un hospital de China

Denuncian venta certificados de nacimiento falsos en un hospital de China

Foto archivo

Pekín, 8 de Noviembre (EFE).- Un hospital de la provincia central china de Hubei está siendo investigado tras la denuncia de que su directora vendía certificados de nacimiento falsos por más de 60.000 yuanes (8.241 dólares, 7.730 euros) cada uno, informó la Comisión de Sanidad de Xiangyang, la ciudad donde se ubica el centro médico.

Según una investigación periodística, la directora del hospital Jianqiao, de apellido Ye, colaboraba con varios intermediarios que ofrecían en internet la posibilidad de obtener un certificado de nacimiento para un bebé sin necesidad de presentar al niño ni a la madre, solo con proporcionar algunos datos como el nombre.

Además, el hospital también facilitaba otros documentos falsos, como el historial médico de la madre y el registro de vacunación del bebé, que podrían servir para crear una identidad falsa para niños secuestrados o nacidos por vientre de alquiler, una práctica ilegal en China, recogió en las últimas horas el diario local Global Times.

Las autoridades de Xiangyang anunciaron que enviaron un equipo especial al hospital para entrevistar al personal implicado y recabar los documentos relacionados para su posterior investigación.

Asimismo, el departamento de obstetricia y ginecología del hospital ha suspendido sus operaciones y la directora y los responsables han sido detenidos y están bajo investigación.

La denuncia fue realizada por un periodista de una cadena de televisión de la provincia vecina de Henan (centro), que contactó con uno de los intermediarios que vendían los certificados de nacimiento y logró obtener uno para un bebé ficticio mediante la intervención de la directora del hospital.

El periodista contó con la colaboración de un voluntario contra la trata de personas que afirmó que llevaba más de un año infiltrado en la red de venta de certificados y de bebés que dirigía Ye. Según el voluntario, la banda vendía también niños por precios superiores a los 100.000 yuanes (13.735 dólares) en más de 10 provincias chinas.

El certificado de nacimiento es el primer documento en la vida de una persona y es un requisito indispensable para obtener el registro de residencia, la vacunación y la tarjeta de la seguridad social en el país asiático. “Hemos cometido un crimen muy grave”, reconoció la directora del hospital, citada por el Global Times.

El tráfico de personas es un problema persistente en China agudizado por la antiguamente vigente política de hijo único y por el desequilibrio entre sexos, que ha causado, según el Banco Mundial, que hubiese 42 millones de hombres más que mujeres en 2017, aunque en los últimos años tecnologías como el análisis de ADN y el reconocimiento facial han ayudado a resolver casos que llevaban años estancados. EFE

El Nacional

La Voz de Todos