Carta de los Lectores Opinión

El Congreso en la picota

El Congreso en la picota

old letters, french post cards, antique feather pen and watch. nostalgic vintage background

Por: Santiago Martínez

La población  vive renovando la esperanza de cambio de los congresistas, pero solo percibe recurrentes  actos reñidos con los valores, las leyes, y reglamentos suyos que ponen de rodillas a la ciudadanía que sufre vergüenza ajena por su elección. Son muchos los hechos incurridos por senadores y diputados pero con pocas respuestas correctivas.

Se ha cuestionado su honorabilidad, honestidad, responsabilidad, y hasta la vergüenza, por cuyos atributos fueron elegidos como incuestionables. Se celebró con júbilo que los votantes dejaran fuera del congreso un gran grupo de legisladores y que una cantidad mayor ingresara a sendos hemiciclos a raíz de las elecciones generales 2020, pero salvo excepciones ha sido más de lo mismo.

No hay que repetir el glosario de hechos de indisciplina, antitéticos e ilegales con que cargan los legisladores, vamos a detenernos solo en el repudiado barrilito por cuya existencia se matan con cualquiera los senadores. Ese aborrecido barrilito todavía ocupa parte del debate mediático y callejero ante las faltas de tipo legal, ético y de responsabilidad que se granjeó el senador Alexis Victoria Yeb del PRM, a causa del aparente mal manejo de ese despreciado instrumento recaudador defondos para manejo discrecional de los senadores.

Lo peor es que no hay ni siquiera esperanza de que él sea sancionado por sus colegas, que son los que están facultados para conocerlo, pues entre iguales no se pisan la manguera, o porque” hoy tú y mañana yo.” 

Por eso, voces importantes, con calidad de voceros, han opinado públicamente en tono subliminal, queriendo bajar los ánimos de seguidores y amantes de justicia y disciplina, buscando alienación frente a las faltas cometidas por este senador, quien comprometió su palabra de renunciar de senador si se comprobaban las faltas denunciadas.

Ivan Lorenzo, vocero del bloque del PLD en la cámara alta y presidente del Comité de Ética de dicha cámara, prefirió arremeter con críticas y cuestionamientos contra el director de Compras y Contracciones en vez de apoyarse en la ley y en el reglamento de su hemiciclo. Directamente fustigó a Carlos Pimentel y al presidente del país, por la cancelación del director de Imposdón quien habría cometido irregularidades en su desempeño.

Pero, comprendemos a Ivan Lorenzo, porque después de 16 años  acostumbrado a que nada es nada, y que la impunidad se premia o por lo menos se apoya es difícil cambiar. Como prevención les hacemos saber a diputados y senadores, que su valoración está casi en suelo. Ojo con eso.

Quizás te pueda interesar leer: https://elnacional.com.do/el-congreso-en-la-picota/

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos